¿Qué es atracar un banco en comparación con fundar un banco? Selección de citas de Brecht.



[Traducciones propias. Puedes ver las citas originales aquí]

Las oraciones de un sistema se enganchan las unas en las otras como miembros de una banda de apandadores: Por separado las vence uno más fácilmente. Por tanto se deben separar. Se deben someter por separado a la realidad, para que revelen su naturaleza.

La gente cree de aquello que todavía existe que debe haber una razón para que lo haga, y la razón es a menudo dicha creencia.

Pensar es demasiado difícil y por eso no pertenece a los placeres.

Alguna cosa de la que el escuchante no se percata debe de habérsele ocurrido al que hace una afirmación, para afirmarla a pesar de su implausibilidad.

Persigue la felicidad,
mas no aceleres mucho,
pues todos van tras de ella
mientras ella les sigue detrás.

En un tiempo en el que el capital en su lucha desesperada emplea todos sus potentes medios para estampar cualquier concepción de la verdad que le sea útil, en tal medida se ha convertido la verdad en una mercancía [...] que la pregunta qué es verdad ya no se puede separar de la cuestión de quién usa esa verdad.

Ser vendedor es ser profesor.

Un hombre que debe realmente mucho dinero comanda respeto.

Impulsados más por apetito que por hambre.

Hazlo, porque un hombre agotado no piensa en cosas peligrosas.

¿Cuando no hay dinero, de qué importa la justicia?

El comunismo busca no tanto repartir el tiempo libre como repartir el trabajo.

Primero viene comer, luego viene la moral.

¿Por qué se esperaría que tuvieran moral, si no tienen nada más? [...] Mis caballeros, hay también un poder adquisitivo moral. Si este elevan este poder adquisitivo obtendrán moralidad.

Граф Луканор правит Россией

Hace varios días leí la noticia de que en Rusia iban a despenalizar el maltrato familiar una vez al año. Si bien la noticia es impactante, necesitaba echarle un ojo para ver en qué medida ésto era verdad. Por lo tanto, corrí raudo a mi portal de noticias de confianza, Rusia Today. No, no es mi portal de confianza, pero su amarillismo me hace gracia, así que de tanto en cuanto le echo un ojo y me saca unas risas.

Resulta que esta ley no es una nueva ley, sino una modificación de una anterior, en la que estaban más castigadas este tipo de conductas. Antes, la agresión física estaba penalizada con la cárcel... y ahora sólo si se repite más de una vez en el espacio de un año y... en fin. Si bien esta modificación de ley es más que cuestionable y más que revisable, no estoy hablando de ella por eso, sino por algo mucho más importante y elevado. Algo para lo que debemos irnos atrás en la historia de Rusia. 

Tenemos que irnos hasta él




Hasta su época y su país. Durante el s.XIX, grandes cantidades de capital francés se invirtieron en las principales ciudades del extremo occidente ruso, las ciudades más pobladas e importantes, especialmente en Kiev, Moscú y San Pettersburgo. Ésto dio lugar a la creación del proletario industrial ruso, un personaje muy concreto que suponía la cristalización del hombre tradicional ruso unido a la nueva vida urbana bajo condiciones severas de explotación, ya que Rusia no contaba con un sistema democrático que permitiese la formación y organización de un movimiento obrero que garantizase una serie de derechos. o avances, como sí había en otros países como el Imperio Alemán, el Impero Austro-Húngaro, Italia, Francia, Reino Unido o incluso España.

Si habéis leído La madre, de Máximo Gorki, uno de mis libros favoritos, si no mi favorito, y una pieza imprescindible para comprender la naturaleza de la Revolución Bolchevique, entenderéis perfectamente la figura del proletario industrial ruso. Un hombre sometido a jornadas laborales de 14 horas cuya vida se limitaba a un bucle diario que consistía en levantarse, ir a la fábrica a trabajar, de la fábrica a la taberna y terminar volviendo a casa ebrio y pegar a su mujer e hijos como una herramienta para prorrogar su figura de autoridad un día más. La afición de los rusos por el alcohol y la violencia no viene de la nada.

Frente a esta clase explotada surgía una nueva generación, hija de estos obreros, muy formada ideológicamente y activa intelectualmente, que conformaría la avantgarde intelligentsiya sobre la que se asentaría la revolución.

Y ahora estamos volviendo a eso. Esta reviviendo una tradición enterrada por el progreso y rescatada por un líder que no se esfuerza por mostrar una ideología clara. El Imperio Ruso está volviendo culturalmente, y, parece que también en otros aspectos. El fraude electoral en Rusia es un secreto a voces, las distribuciones de votos en función de la población no sigue modelos normales e incluso se reconoció que, si no llega a ser por el fraude electoral, el partido comunista habría ganado las elecciones de 1992. Y es que el Imperio está volviendo, como era entonces. El gobierno responde a una contención de los movimientos internos, pero sin ideología. El Conde Lucanor gobierna Rusia, según lo que le parece mejor para su país simplemente porque es lo que le parece mejor, y se desmarca totalmente de la ideología política. Y no es el único. Ni el mejor. El que mejor ha sabido realizar esta función de líder desideologizado que guía a su pueblo según lo que considera mejor es él.




Si bien ahora es un momento muy concreto debido a la guerra siria y al aumento de las actividades del PKK (Partido de los Trabajadores del Kurdistán), Erdogán ha sabido darle a los turcos lo que los turcos querían. La política turca, al igual que toda Turquía, llevaba 100 años envuelta en el kemalismo, un modelo muy muy progresista basado en cinco puntos principales: republicanismo, democratismo, nacionalismo, secularismo, estatismo y reformismo, que perseguía la creación de un Estado-nación moderno, democrático y secular, guiado por el progreso educativo y científico fundamentado en el Positivismo, el Racionalismo y la Ilustración. Mustafá Kemal Atatürk puso a Turquía en el presente después de una guerra mundial. Aunque a Atatürk se le venere en Turquía como el gran líder que fue, sus ideas han sido totalmente desechadas. Frente a una clase política laica, occidentalizada (y corrupta) que dirigía a un país en graves apuros económicos, surgió Erdogan. Un político abiertamente musulmán, al igual que el 96'1% de los turcos, que volvió a darle aire a la economía de su país y que volvió a darle a la religión una importancia que no tenía desde hacía un siglo.

En Turquía está renaciendo el otomanismo, la época de los imperios, la gloria pasada. Erdogan, Putin. Son líderes claramente conservadores, pero no así sus votantes, quienes responden más a unos perfiles de gente sencilla afectada por una mala situación que a una tropa de reaccionarios carlistas. Ambos han aprovechado el malestar de una parte importante de la población afectada por una situación que no terminan de comprender. Los que apoyan a estos políticos no buscan a su gran líder: a su Hehmet II, a su Pedro I, a un Churchill o a un Miterrand. buscan a alguien que solucione su situación. Como decía aquel viejo refrán comunista: el hombre lo que quiere es su pan.

Y ha aparecido alguien igual que ellos.




La elección de Donald Trump pilló a muchos por sorpresa. Yo me enteré según me levanté de la cama por un Whatsapp. ¿Qué les pasa a los americanos?, decía. La sorpresa entrecosida en el mensaje contrastaba con mi profunda credulidad frente a la situación. Tan solo pensé: Pues resulta que ha sucedido.

A los americanos no les pasa nada. Nunca han sido personas especialmente ideologizadas y las elecciones están empañadas por la aparición de celebridades pidiendo el voto para uno o para otro, donde puede salir elegido presidente un actor secundario sin mucha gracia o decidirse las elecciones por si el candidato te cae mejor o peor. Y ella caía muy mal. Pero él daba soluciones a una mayoría de la gente que solo quiere una vida mejor. Porque no es que les pase nada a los americanos, es EEUU la que está mala, y sólo buscan a alguien que la cure. Lo naif de la idea de un líder que simplemente se dedique a obrar en base a la bondad humana no casa bien con la saña del capital que Trump representa.

Ahora sólo falta esperar. Ver cómo van las cosas, cómo es la administración Trump. Yo sólo espero que vaya medianamente bien, por las parte que nos toca. En Europa Occidental tenemos un futuro un poco más oscuro, y veremos si se disipan o se fortalecen las oportunidades del Frente Nacional en Francia, De Alternative für Deutschland en Alemania y del Partido por las libertades en los Países Bajos. Mientras, la izquierda sigue buscando un remedio que no encuentra a un problema nueva que no se esperaba, el renacer de un nuevo fascismo en Europa. Pero ahora, de nuevo, sólo falta esperar.

Este texto fue escrito durante las navidades, por lo que es pertinente corregir un pequeño punto del último párrafo de la entrada. Simplemente añadiré: "Chincha rabiña, Partido por las Libertades de los Países Bajos".


Si durante la lectura se ha extrañado por alguna mayúscula, sepa que éstas obedecen en primer orden a la estética, y en segundo a las normas descritas por la RAE. Las imágenes tienen el fin de regar lo grave con absurdo. Se recomienda traducir palabra por palabra el título en caso de tener curiosidad por conocer lo que esconde.

La verdad sobre el caso Amancio Ortega

Tiempo Estimado de Lectura: 2h.

Una formidable fractura fáctica fácilmente falsable entre mis conocidos de derechas y de izquierdas es el caso de la responsabilidad corporativa de Inditex. ¿Es una empresa moral, o simplemente, el demonio? Resulta quel padre Google me ha permitido investigar esto con cierta exhaustividad.

Ahora podría, como tal vez se espera, seguir un texto de opinión, de doxa. Al fin y al cabo, la gente quiere que le digan qué opinar. En este caso, además, dado quel tema no es trivial, podría, bajo el comienzo de "Lo esencial sobre el tema es...", escribir un convincente párrafo retratando a Inditex ya como el parangón de la Responsabilidad Corporativa, ya como una empresa con el corazón de hielo, si es que tuviera corazón. También podría concluir con un engañoso "como sucede en estos casos, la realidad se encuentra entre ambos extremos".

Pero hoy no me siento cínico, y en vez de dictar dogma, he preferido recopilar algunas fuentes que, tras ser leídas, os puedan ayudar a formaros vuestra propia opinión. Por supuesto, no tengo agenda alguna y mi subjetividad, de tan próxima a nula, es casi negativa. Otros podrían incorporar su sesgo en la selección de fuentes o  incluso en el orden de presentación de las mismas, pero yo soy bueno; os podéis fiar de mi.

Fundamentos en el papel: 


¿En qué medida reafirma derechos y legislaciones ya preexistentes? ¿En qué medida utiliza lenguaje ambiguo?

Noticias:


Nótese la confluencia entre deber moral e imagen corporativa. ¿Cuál parece primar?

Recomendado, con riesgo de aumento de cinismo. Compárese la noticia anterior, redactada por Inditex, con la de El PaísInditex renueva su acuerdo marco con el sindicato IndustrialALL, y con la de El Confidencial

Análisis sindical:



Subjetividad experta:




Escándalos





Nótese el sesgo de las fuentes de CCOO, que, ante la inhabilidad de gobiernos como Bangladesh de garantizar buenas condiciones laborales para sus ciudadanos, proponen acciones sindicales antes que,  p.ej. soluciones gubernamentales.

Después de haber leído estos textos, ¿en qué medida es el Acuerdo de Inditex una floritura y en qué medida produce resultados reales? ¿en qué medida son los problemas en la cadena de producción de Inditex endémicos a la industria o a los países en los que se encuentra, en oposición a la propia compañía? ¿encontramos malicia?

Extra: Inténtese encontrar en los documentos anteriores, en especial los producidos por Inditex, una frase moralmente sintética, es decir, una cuya negación sea sustancial, es decir, que no sea obviamente inaceptable. Por ejemplo, la negación de "Inditex no permitirá ninguna forma de trabajo forzado ni involuntario en sus fabricantes y proveedores" es  "Inditex permitirá formas de trabajo forzado y/o involuntario en sus fabricantes y proveedores" y la frase no es moralmente sintética.

Mucha granularidad sí, poca granularidad no

La granularidad es la medida en la que un sistema está compuesto de partes diferenciables. Mi tesis, en relación con el sistema educativo español es "Mucha granularidad sí, poca granularidad no".

Pongamos un caso en el que tener mucha granularidad es bueno, y tener poca es malo: El cielo. Según la concepción cristiana del más allá, hay un cielo, hay un infierno, y o bien vas a uno, o bien vas a otro, es decir, la variable salvación es booleana. Esto es demasiado drástico, porque se tiene que establecer una línea entre aquellos que obtienen la salvación y los que no, y siempre va a haber casos límite. Y de esta forma, un Fendetestas pasa toda la eternidad junto a Stalin, Mao y la más selecta escoria de la historia de la humanidad.

Comparemos esto con el modelo islámico. Dividen al cielo en 8 niveles y 800 subniveles, y al infierno en 7. Esto parece mucho más práctico; la recompensa enterna es más proporcional a la bondad de los actos terrenales. Así, los pecadores leves sufren menos, y no tienes el dilema moral de tener un punto a partir del cual todas tus acciones buenas no cuentan.

Similar pero menos drástico es el sistema educativo español en el que solo hay diez divisiones y se redondea desde X,6 a (X+1),4. Eso significa que ese 0,4 final no cuenta. Desaparece. Pero no desaparece solo ese 0,4; desaparece un punto entero; de cara al boletín final, la persona que saca 3,6 y la persona que saca 4,4 sacan lo mismo aún cuando sus resultados no sean iguales.

Esto es más drástico aún en el sistema inglés, en el que casi un 15% puede desaparecer, porque dividen su nota en 7 intervalos. De esta forma, para un sistema de X intervalos, la nota que hace “puf, se fue” es de 100/X. Y esto produce resultados muy curiosos: si Almudena Alúmnez saca un 9,49 en todos sus exámenes y se le redondea a un 9 en el boletín final, pero quiere estudiar en Inglaterra, le tienen que traducir sus notas. Y un 9/10 es equivalente a un 6,3/7, que se redondea a un 6/7. Y esto coincide con la nota que sacaría un alumno en Inglaterra teniendo un 7,86/10 en todas sus pruebas, porque 7,86/10 ≃ 5,5/7, que se redondea a 6/7.

Y no es por falta de decimales, porque se puede calcular la nota a la centésima. No, es por tradición. Afortunadamente, en selectividad tenemos mil cuatrocientas divisiones posibles. Pero como luego estas hacen media con la nota de Bachillerato, que tiene solo once divisiones, parte de esa precisión se pierde. Y esto es sin tener en cuenta la falibilidad de los exámenes como método de evaluación: ¿Cómo puede un compañero mío sacar un 2,5 en la primera corrección y un 7,5 en la segunda en un examen de física?

Así pues, mucha granularidad sí, poca granularidad no

Lingüísticas.

Obténganse un ejemplo en el que cambiar "Sí" por "En efecto" cambie el significado.

Una palabra que pueda significar a la vez reunir y separar

Al igual que tiene sentido decir "Pero los pitagóricos, como queda dicho, añaden además como elemento purificador el cultivo de la ciencia y de la música", ¿podríamos decir "el cultivo de la desertificación"?

Presenta el significado temporal de la palabra 'ya'  a un japonés que estudia español, explicando cómo podemos decir "Dímelo ya", "Ya te lo diré" y "Ya Aristóteles dijo que...".

No es lo mismo "Te quiero séquito" que "Te quiero sequito".

Encuentra un verbo que sólo se utilice en tercera persona, otro que signifique tanto reunir como separar y un tercero que pueda ser sustituido tanto por iniciar como por terminar. El último es cortesía de Jorge Sierra

Algunas posibles respuestas:

¿Me quieres o no? Sí (Se afirma que sí se quiere) ¿Me quieres o no me quieres? En efecto (Se afirma la unión lógica p ∧ ¬p)

El verbo respectar sólo se utiliza en tercera persona: en lo que respecta a..., en lo que a esos respectan. Lo mismo ocurre con atañer.

Seleccionar. P. ej., Seleccionaron a los mejores de entre la plebe = reunieron a los mejores de todo el colegio la plebe = Separaron a los mejores de todo el colegio.

Ejecutar. Ejecutó el programa, ejecutó al noble.



Un bello rostro de mujer.


- Dime algo que me enorgullezca y entristezca a la vez.
- Encarnas un ideal de belleza que desprecio.

Leer cuidadosamente

¿Qué es la lectura cuidadosa? Un nuevo paradigma, una revolución: Una cebolla fenomenológica paradigmáticamente interactiva 2.0. cuyo núcleo se basa en la prosiliencia (prosilience; "that is the watchword for today"). Leed el texto:


Dejando de lado la pretenciosidad, creo que la hipótesis de la autora de que las descripciones anatómicas de los estoicos deben ser entendidas de forma metafórica es un buen ejemplo de intuición que el autor comparte con el lector, pero que este último debería complementar con otras fuentes.

Sobre áreas y perímetros


Para medir la cantidad de área por cada unidad de perímetro podríamos, ingenuamente, definir u = A / p, donde A es el área de la figura y p su perímetro. No obstante, esta unidad no se mantiene constante al cambiar una misma figura de tamaño, y además es dimensional, por ejemplo [u] = [m2] / [m] = [m]. Podríamos elevar el perímetro al cuadrado, o tomar la raíz cuadrada del área, pero entonces perdemos el significado intuitivo.

Una solución que resuelve ambos problemas es dividir el área de un objeto por el área de un círculo del mismo perímetro: u' = A / Ac

p = 2π.rc
rc = p / 2π
Ac = π.(rc)2 =  π.(p / 2π)2 = p2 / (4π)
u´ = A / Ac = A / Ac = 4π.A / p2

De esta forma, el valro máximo de u' será 1, como se puede ver en esta hoja de cálculo.

¿Y esto por qué me importa?


Sobre la subversión hermenéutica

¿Subversión hermenéutica? Oh no, me he empezado a contagiar de filosofitis. Pronto escribiré "el Estagirita" para referirme a Aristóteles y "el filósofo de Könisberg" para designar a Kant. A la inversa sería un panorama más tenebroso, pero aún así, "Das Grauen, das Grauen" (el intercalar expresiones en alemán también es sintomático).

Llegando al asunto, tras una magnífica errata: "satu quo", un libro de ética tiene una chispa de lucidez y pregunta "¿Qué condiciones debe satisfacer una normatividad para que no pueda dar juego a la mistificación, para que no se preste, por su propia ambigüedad, a ejercer funciones legitimadoras de lo dado que no le pongan límites ni restricciones unívocas y precisas?".

No hay necesidad de ser tan retorcido: "¿Cómo puede una teoría evitar ser utilizada para justificar algo ajeno a su posición?" La respuesta que propone el texto es la siguiente: en el caso de los edificios normativos, estos no deberían ni ser una fantasía ni poder justificar cualquier cosa.

Ahora bien, la citada respuesta es una fantasía, un figmento de alguna imaginación, pues con tan solo mirar a algunos ejemplos vemos que el criterio propuesto no es ni necesario ni suficiente. No es suficiente por la autoridad del ejemplo de Eichman, que justifica su conducta desde Kant cuando en ningún momento toma a la humanidad como un fin y nunca como un medio. 

Un ejemplo más pintoresco es la fundamentación de la teoría de la Tierra plana desde posiciones relativistas; dado que se puede seguir acelerando infinitamente sin llegar nunca a la velocidad de la luz, y la aceleración produce una fuerza que podría ser de la misma magnitud que la gravedad, no es necesaria una tierra esférica para que nos mantengamos pegados al suelo. Y ninguno de estos dos casos parece invalidar ni la relatividad ni el edificio de Kant como teo

Conectores frecuentes y algunos pintorescos

PARA EMPEZAR
  • Ante todo,
  • En primer lugar,
  • Para empezar,
PARA AÑADIR IDEAS
  • En segundo/ tercer lugar,
  • Por una parte / Por otra parte,
  • A su vez,
  • Por su parte,
  • En lo tocante a,
  • Por lo que atañe a,
  • Adicionalmente,
  • Por último,
  • Respecto de,
  • Con respecto a,
  • En lo que se refiere a,
PARA INSISTIR
  • En otras palabras,
  • Además,
  • De nuevo,
  • De hecho,
  • En la misma línea,
  • Igualmente,
  • Del mismo modo,
  • Más aún,
  • Y lo que es más,
  • En efecto,
PARA EJEMPLIFICAR
  • Por ejemplo,
  • Valga como ejemplo...
  • En concreto,
  • En particular,
  • Así,
PARA COMPARAR
  • De forma semejante,
  • Así como,
  • Asimismo,
  • De igual forma,
  • Igualmente,
  • Del mismo modo,
PARA INDICAR CONTRASTE U OPOSICIÓN
  • Con todo,
  • Por el contrario,
  • Comunmente se..., pero la realidad sugiere...
  • Ahora bien,
  • Sin embargo,
  • Más es imposible,
  • A quienes afirman ... no se les puede sino...
  • En cambio,
  • En contraste con esto,
  • A pesar de esto,
  • No obstante,
  • Al mismo tiempo,
PARA ADMITIR UNA IDEA CONTRARIA (CONCESIÓN)
  • Sin duda,
  • Naturalmente,
  • Admito que,
  • Seguramente,
  • Es cierto que,
PARA INDICAR UNA CONSECUENCIA
  • Entonces,
  • Por lo tanto,
  • De lo cual síguese que,
  • Por consiguiente,
  • Así (pues),
  • En consecuencia,
  • De aquí se sigue que,
  • Consecuentemente,
  • De ahí/aquí que,
  • Como resultado,
PARA ATURDIR AL LECTOR
  • Comoquiera (= De cualquier manera,)
  • Empero (= Sin embargo, pero, no obstante)
  • Como antepenúltimas palabras, 
PARA RESUMIR,
  • Para resumir,
  • En síntesis,
  • En pocas palabras,
  • Concisamente,
PARA TERMINAR
  • Para terminar,
  • Por todo lo anterior,
  • Finalmente
  • Por último,
  • En último lugar,
  • En/como conclusión,

Genios notables



Arriba a la derecha:
¡(a + b)^2 = a^2 + b^2 +2ab! ¡Maravíllate ante mi inteligencia!

Significante y significado.

Mensaje: "Der Winter ist gekommen".
Significado literal: "El invierno ha llegado".
Significado contextual: ¿Me podrías enviar ese estudio científico del que me hablaste?

Extraído verbatim de un ejemplo de la vida real. La plasticidad del lenguaje deja de ser sorprendente.

El peor argumento del mundo

El peor argumento del mundo es de la forma: Deberíamos restringir tal o cual libertad porque de no hacerlo, morirá gente. Punto final. No hay réplica posible, o al menos, no ante un público lego y furibundo. No obstante, algunas libertades merecen la muerte de bebés inocentes.

Tomemos por ejemplo la libertad de conducir. Malas tierras, de Jordi Sierra i Fabra, así como La elegancia del erizo, de Muriel Barbery, y Un marido de ida y vuelta, de Jardiel Poncela
terminan un atropello, que en los dos primeros casos es una tragedia y en el tercero es un final feliz. 

En la vida real también pasa. Y sin embargo, seguimos conduciendo, y conducir es defensible.

La equidad de los Miserables

Este blog presenta un paquete filosófico: Véase (o léase) Los Miserables, léanse tres páginas de Aristóteles acerca de la equidad en la Ética a Nicómaco y reflexiónese acerca del personaje de Javert.

Fragmento de ARISTÓTELES: Ética a Nicómaco. Madrid: Gredos, 2014.

10. La equidad

Nos queda por hablar acerca de la equidad y de lo queitativo, en qué relación está la equidad con la justicia, y lo equitativo con lo justo. En efecto, cuando los examinamos atentamente, no aparecen ni commo los mismos, propieamente hablando, ni como de géneros diferentes; y mientras, unas veces, alabamos lo equitativo y al hombre que lo es (de suerte que, cuando alabamos las otras virtudes usamos el término "equitativo", en vez del de "bueno", y para una cosa más equitativa empleamos el de "mejor"), otras veces, cuando razonamos sobre ello, nos parece absurdo que lo equitativo, siendo algo distinto de lo justo, sea loable, por que si son diferentes, o lo justo no es bueno o lo equitativo no es justo; y si ambas son buenas, son la misma cosa.

Tales son, aproximadamente, las consideraciones a que da lugar el problema relativo a lo equitativo. Todas son correctas en cierto modo y ninguna está en contradicción  con las demás. Porque, lo equitativo, si bien es mejor que una cierta clase de justicia, es justo, y no es mejor que lo justo, como si se tratase de otro gérnero. Así, lo justo y lo equitativo son lo mismo, y aunque ambos son buenos, es mejor lo equitativo. Lo que ocasiona la dificultad es que lo equitativo si bien es justo, no lo es de acuerdo con la ley, sino como una corrección de la justicia legal. La causa de ello es que toda ley es universal y que hay casos en los que no es posible tratar las cosas rectamente de un modo universal. En aquellos casos, pues, en los que es necesario hablar de un modo universal, sin ser posible hacerlo rectamente, la ley acepta lo más corriente, sin ignorar que hay algún error. Y no es por eso menos correcta, porque el yerro no radica en la ley, ni en legislador, sino en la naturaleza de la cosa, pues tal es la índole de las cosas prácticas. Por tanto, cuando la ley presenta un un caso universal y sobrevienen circunstancias que quedan fuera de la fórmula uiversal, entonces está bien, en la medida en que el legislador omite y yerra al simplificar, el que se corrija esta omisión, pues el mismo legislador habría hecho esta corrección si hubiera estado presente y habría legislado así si lo hubiera conocido. Por eso, lo equitativo es justo y mejor que cierta clase de justicia, no que la justicia absoluta, pero sí mejor que el error que surge de su carácter absoluto. Y tal es la naturaleza de lo equitativo: una corrección de la ley en la medida en que su universalidad la deja incompleta. Ésta es también la causa de que no todo se regule por la ley, porque sobre algunas cosas es imposible establecer una ley, de modo que es necesario un decreto. Pues de lo que es indefinido, la regla también lo  es, y como la regla de plomo usada en las construcciones lesbias, que no es rígida, sino que se adapta a la forma de la piedra; así también los decretos se adaptan a los casos.

Queda claro, pues, qué es lo equitativo y qué lo justo, y qué clase de justicia es mejor. Con esto queda también de manifiesto quién es el hombre equitativo: aquel que elige y practica estas cosas justas, y aquel que, apartándose de la estricta justicia y de sus peores rigores, sabe ceder, aunque tiene a la lay de su lado. Tal es el hombre equitativo, y este modo de ser es la equidad, que es una clase de justicia, y no un modo de ser diferente.

Intertextualidad

Las bolas de billar de la marca Gruf tienen una masa de 100g ± 5g. Moviéndose sin rozamiento, una bola de billar de 95g (medida con una balanza de error despreciable) de velocidad inicial 2,00 m/s entra en choque totalmente elástico con una bola de 105g (medida con una balanza de error despreciable), tras el cual se queda parada ¿Con qué velocidad sale disparada la segunda bola?

a) La causalidad, la sustancia y el yo, según Hume, son sólo creencias, puesto que, de hecho, jamás tengo experiencia de ellas. Si me atengo sólo a la experiencia, debo decir que el yo se me aparece como un haz de sensaciones, un puro fluir de actos de conciencia y no como un yo único sustancial. La idea de sustancia, por su parte, se disuelve en sensaciones que nosotros agrupamos espacio-temporalmente. Locke había dicho que la sustancia es incognoscible; Hume va más allá y dice que la idea misma de sustancia es ilusoria y no designa más que una creencia o una mera conjunción de sensaciones. Consideremos, por ejemplo, la sustancia «silla». En realidad, no tengo experiencia de ella. De lo que tengo experiencia es de una serie de sensaciones que se anudan espacialmente. Situadas espacialmente arriba, abajo, detrás, etcétera.Y temporalmente —antes, después, et-cétera— en la idea de «silla».Y en cuanto a la causalidad, no es más que una sucesión de fenómenos que, por hábito, tendemos a consi-derar necesaria. Cuando percibo que al fenómeno A le sigue una y otra vez el fenómeno B, tiendo a pensar que A es causa de B.

La causalidad se piensa como una conexión necesaria entre dos o más fenómenos, el antecedente es la causa y el consecuente efecto. Al hablar de conexión necesaria, esto implica que dada la causa se sigue inevitablemente el efecto. Si consideramos lo que ocurre cuando una bola de billar golpea a otra y ocasiona su desplazamiento, vemos que percibimos el movimiento de la primera bola y del contacto físico entre ambas el desplazamiento de la segunda, e inferimos la relación de causa y efecto, pero no tenemos experiencia de dicha relación. Sólo podemos afirmar la sucesión temporal y la continuidad espacial, pero la causalidad no: apenas es una creencia apoyada en el hábito. Este problema de la causalidad está inmediatamente ligado al problema de la inducción. Por el hecho de que observemos un cisne blanco, diez cisnes blancos, o mil cisnes blancos, no podemos concluir en sentido estricto que todas estas aves son blancas. De modo que la inducción es un método que tiene un gravísimo problema con respecto a su fundamentación. De hecho, todo intento de justificación de la inducción parte del principio de regularidad de la naturaleza, que a su vez ha sido obtenido inductivamente. 

Obviamente, este análisis de Hume desemboca en un escepticismo radical. Todo el conocimiento científico se apoya, según él, en meras creencias. Las únicas certezas que me son permitidas son, por un lado, las que derivan de la descripción de mis impresiones y su re-lación con mis ideas, y por otro, las que se manifiestan en las relacio-nes cuantitativas de las matemáticas. (Fragmento extraido de La aventura del pensamiento, de Fernando Savater)

Así, los planteamientos de Hume nos revelan que las asunciones de la pregunta son incorrectas, y por tanto dar una respuesta es imposible.

b) Por la ley de conservación del momento, m1 . v1 = m2 . v2  v2 = (m1 . v2) / m2 = (95g . 2m/s) / 105g = 1,81 m/s

Antiacrónimos de BLN

Bicho Loco y Nolvidable

Bestia Letrada y Nariguda

Bestia del Lago Ness

Brutus loves Napalm

Bola Lana Nabo
(intenta decir esto muy rápido, queda
"la-la na-na bo-bo")

Bucéfalo Lame Nata

Balazos y Latigazos Necesitas

Bellas Largas Narraciones

Basta, Lárgate Nasserita

Besa los Labios de Nerea

Benditos Los Nadadores

Baños y Letrinas Notables

Barbudo LatiNo

Benedicto Larga Nalgas

Busca Lo Necesario
(busca LO más vital no más
lo que es necesidad no más,
olvidaté, de la preocupacióóón)

Cortos, curiosos, cerebrales, cerúleos.

Doctor Who

Because I am the Doctor, and this is my spoon.
https://www.youtube.com/watch?v=DnedB2-WoTM

A fighting hand:
https://www.youtube.com/watch?v=6cGP069GNvA

Inframundo

-Quisiera dar la bienvenida a los mortales que llegan este año a nuestro infernal reino... Aunque como por arriba decís "los ciudadanos y las ciudadanas" tal vez sería más adecuado decir "los mortales y las mortalas". Y ya que declinamos, "los mortalos y las mortalas". Dudo. Creo que me convence más "los y las mortales".

Sea como fuere, váis a sufrir igual. Y mucho. Pero "la felicidad está en los pequeños detalles".

Necesidades narrativas

Si todo el mundo trilogiza, sabemos que nadie mata a sus protagonistas en el primer libro. Si hay una temporada más, sabemos que un mayoría de los personajes principales van a seguir viviendo. Si el autor se adhiere al esquema de introducción, nudo y desenlace, sabemos que nadie va a morir en el principio.

Y por eso las últimas partes otorgan más libertad a un autor.

Matad al enemigo.

Diálogo, dicen. Comunicación, sugieren. Compromiso, proponen. Mariconadas. Lo que necesitamos es soltar a los perros para desgarrar las yugulares de estros enemigos.

Lo necesario es lo suficiente:

Yo, te quiero como la Luna a la Tierra,
yo, te quiero como el rayo al trueno,
yo, te quiero como el uno al cero,
yo, te quiero como el hombro a la cabeza,
etc.

Es decir, de forma puramente metafórica
y según las leyes de la necesidad.

Citas de La verdad sobre el caso Savolta.

—¿De quién es ese retrato? —preguntó el comisario Vázquez señalando una fotografía enmarcada de mi padre.
—De mi padre —respondí.
—Vaya, vaya, ¿que pensaría su padre de usted si supiera que le visita la policía?
Supuse que quería intimidarme, pero falló y me cedió la ventaja obtenida por la sorpresa.
—No pensaría nada: murió hace tres años.
—Oh, perdón —dijo el comisario—. Ignoraba que fuese usted viudo.
—Huérfano, para ser exacto.
—Eso quise decir, perdón de nuevo.

____ x _____

Cuídese mucho de los moros, que son mala gente y muy traicioneros. Los compañeros y yo le echamos de menos. Un respetuoso saludo

Tenga cuidado con los moros, que son muy propensos a atacar por la espalda. Respetuosamente a sus órdenes.

Hablo a diario con Jesucristo y le pido que le salve a usted de los moros. Atentamente le saluda.

Cuídese mucho de los negros, que son muy dados al canibalismo y a otras bárbaras prácticas. Le saluda con respeto.

____ x _____

– ¡Me sobra de todo para cantar en el Liceo, colgajo de mierda!

– ¡Te sobra finura, putarranco! -aulló el vejete.

– Muchas quisieran tener de lo que a mí me sobra -gritó la cantante y se sacó por encima del escote unas tetas como tinajas. El vejete se abrió los pantalones y se puso a orinar burlonamente. La cantante dio media vuelta y se retiró bamboleante y digna, sin esperar aplausos. Al llegar a las cortinas, tras el piano, se giró en redondo y dijo, solemne-: ¡Te parieron en una escupidera, marica!

Una solución al problema de los ojos azules generalizados.

El problema:
Se describe aquí: http://www.xkcd.com/blue_eyes.html
Y aquí se explica la generalización: https://xkcd.com/solution.html

La generalización:
Para n colores y un número arbitrario de personas, con la información de que para los primeros n-1 colores al menos una persona se corresponde con cada color, ¿qué pasa?

Conclusión: Los isleños terminan de escapar a los m+1 días, siendo m el número de personas que configuran el grupo de color más numeroso.


Razonamiento:

Para cada color la persona p crea un grupo Scolor = {a,b,c,d}, siendo a,b,c,d personas, y un grupo (Scolor)' = E - Scolor .

De esta forma, reducimos un solo juego con muchos colores a muchos juegos simultáneos separados en los que solo existe un color y su negación. Esta situación es análoga al problema inicial de Munroe, ya resuelto, donde color = azul y color' = marrón.


Nota:
Resulta interesante contemplar que se requiere intevalos discretos de tiempo para que el juego funcione, que en este caso se obtienen mediante el ferrocarril.

Se deja como ejercicio al lector razonar qué información se tendria que decir al principio para que todos los aldeanos muriesen.

Juan Rulfo - García Márquez

Comenzó a llegar gente de otros rumbos, atraída por el constante repique. De Contla venían como en peregrinación. Y aun de más lejos. Quién sabe de dónde, pero llegó un circo, con volantines y sillas voladoras. Músicos. Se acercaban primero como si fueran mirones, y al rato ya se habían avecinado, de manera que hasta hubo serenatas. Y así poco a poco la cosa se convirtió en fiesta. Comala hormigueó de gente, de jolgorio y de ruidos, igual que en los días de la función, en que costaba trabajo dar un paso por el pueblo. - Juan Rulfo, Pedro Páramo

--x---

Vinieron curiosos hasta de la Martinica. Vino una feria ambulante con un acróbata volador, que pasó zumbando varias veces por encima de la muchedumbre, pero nadie le hizo caso porque sus alas no eran de ángel sino de murciélago sideral. Vinieron en busca de salud los enfermos más desdichados del Caribe: una pobre mujer que desde niña estaba contando los latidos de su corazón y ya no le alcanzaban los números, un jamaicano que no podía dormir porque lo atormentaba el ruido de las estrellas, un sonámbulo que se levantaba de noche a deshacer dormido las cosas que había hecho despierto, y muchos otros de menor gravedad. En medio de aquel desorden de naufragio que hacía temblar la tierra, Pelayo y Elisenda estaban felices de cansancio, porque en menos de una semana atiborraron de plata los dormitorios, y todavía la fila de peregrinos que esperaban su turno para entrar llegaba hasta el otro lado del horizonte. - Gabriel García Márquez, Un señor muy viejo con unas alas enormes

Touch, Inés

Esta es una serie que trata de un niño de 12 años que piensan que es autista porque el niño no habla, no deja que nadie le toque y esta obsesionado con secuencias numéricas que aparecen en su cabeza. Nadie sabe qué significan y simplemente piensan que es raro. Cuando la madre de este niño se muere su padre que estaba trabajando como periodista dimite y se empieza a ocupar de el niño. Ellos dos no están muy unidos ya que el padre nunca estaba en su casa debido a su trabajo.

El padre al principio no sabe como tratar al niño debido a que casi no le conoce y porque nunca sabe si el quiere algo o no. El niño lo único que hace es escribir números una y otra vez, hasta que un día el padre le coge la libreta de números por la noche y busca uno de los números en internet y le sale un numero de teléfono al que después llama, contacta a la persona y le dice: no se porque pero creo que tenemos que conocernos. Y así empieza todo, el padre empieza a creer que los números significan algo relacionado con esa persona, y que le tiene que ayudar.

Las dos temporadas de la serie tratan de que este niño le va dando números a su padre y después él descubre qué significan y sigue la pista y too esto siempre termina ayudando a alguien: en varias ocasiones salva la vida de algunas personas, ayuda a gente a encontrar a otra gente o incluso a encontrar su destino.  En conclusión los números que su hijo le da son para que el esté en el momento adecuado en el sitio adecuado.

Durante el transcurso de la serie descubre cosas como que hay mas de ellos en concreto 36, que viven para cambiar el trascurso de algunas cosas, a veces más importantes que otras pero siempre ayudan en algún sentido. También hay una chica que todo el mundo pensaba que estaba muerta pero que estaba secuestrada por una compañía muy importante que quiere usar la secuencia numérica para cambiar el transcurso de muchas cosas, tal como saber en qué invertir, etc... Todo se resume al final en el dinero o cambiar cosas para que el mundo vaya a mejor.

A buen entendedor, patada en los cojones

Como la mayoría de refranes son bimembraciones, se puede sustituir la segunda parte por "patada en los cojones". Por ejemplo,

A buen entendedor, patada en los cojones.
A buen hambre, patada en los cojones.
A caballo regalado, patada en los cojones.
A quien madruga, patada en los cojones.
Al pan, pan, y al vino, patada en los cojones.
En casa del herrero, patada en los cojones.
En el país de los ciegos, patada en los cojones.
En la mesa y en el juego, patada en los cojones.
Más sabe el diablo por viejo que por patada en los cojones.
Más vale mal conocido que patada en los cojones.
Más vale pájaro en mano que patada en los cojones.


La gente olvida (pero cree que recuerda)

La gente olvida, pero cree que recuerda. Asume que puede mantener un pensamiento sin que este desaparezca, pero se equivoca. ¿Cómo lo sé? Porque tengo un cuaderno (XX ya, pero uno cada vez). Y estos cuadernos me muestran la ingente cantidad de ideas que se pueden producir en un día, y el ínfimo porcentaje que se recuerda.

Muchas veces me sorprendo al encontrar una idea que en algún momento pensé y que luego perdí. Y en ocasiones, es un recordatorio de algo que debí hacer y nunca hice. Olvidé la cosa en sí y además que algo debía ser recordado. Y esto es terrible, porque de no tener cuaderno pensaría que en general mi memoria es bastante buena, pues nunca recuerdo olvidar.

Partiendo de este contexto, me hace sufrir que alguien me prometa recordar algo y termine no haciéndolo, en especial tras una vehemente insistencia por mi parte de que al menos lo apunte en algún sitio, o a pesar de un interés genuino. Mi profesora de alemán se olvida de mirar una parodia de Der Untergang, una amiga me amenaza con terribles sufrimientos si no le enseño mis relatos del concurso literario. La misma jamás llega a leer mi monografía. Etcétera.

También encontramos el caso diplomático, en el que una persona que duda seguro que lo hace otro día, este finde, este verano, bueno, en cuánto tenga tiempo, que ahora con los exámenes estoy muy ocupado, pero te prometo Nuño que lo voy a mirar. Y seguimos en contacto, eh, que siempre se dice pero luego nunca se llega a nada, pero nosotros sí.

Teoría de la Literatura

Alonso López Pinciano, teórico ilustrado, sostiene que el enseñar y deleitar son una condición necesaria para que un poema sea tenido como tal, y sin embargo Ite, missa est, de Rubén Darío deleita pero no enseña. Por tanto, si aceptamos que Rubén Darío es un poeta y que sus poemas son poemas, la definición de Pinciano es obsoleta. Y sin embargo, todavía debo estudiarla. ¿Por qué? ¿Acaso se trata el estudiar teoría literaria de coleccionar definiciones?

Estas cuestiones fueron planteadas en una reciente clase de Introducción a la Teoría Literaria. ¿Cómo se justifica la teoría literaria a sí misma? A pesar de la dificultad de la pregunta, mi profesora, muy amablemente, intentó responderla, haciendo referencia a que entender cada teoría, parcialmente verdadera, nos permite entender mejor la Literatura en su conjunto. A esto respondí que, entonces, si el objetivo es entender, ¿por qué es necesario memorizar los nombres de aquellos que proponen las teorías? Pues una fantasía mía es escribir una Filosofía sin nombres ni apellidos.

En el fondo, la pregunta que le hacía exige una justificación de una materia, y nunca hay respuesta al "no me importa", o al "me da igual", ya sea en Matemáticas, Filosofía o Literatura. Citando a Todorov, "Un postulado no necesita pruebas, pero su eficacia puede ser medida por los resultados a los que se llega cuando este se acepta", y algunos resultados fantásticos solo se pueden acceder poniendo esfuerzo confiando en que merezcan la pena antes de conocerlos. 

Dividir: You're doing it wrong

El algoritmo que nos han enseñado para dividir funciona, pero como todo algoritmo eficientillo, funciona mejor para máquinas que para humanos. Por tanto se me ocurrió uno que, siendo menos eficiente a nivel de máquina, lo fuese más a nivel de cerebro primate.

Formateado en Latex aquí

No utilizamos nada que no sea perfectamente trivial:

No hace falta decir, y por eso no lo estoy diciendo, que q puede ser negativo siempre que k+q no sea 0, y que todo lo anterior es plenamente generalizable para a/b en vez de para 1/7.

Nota: Un punto a quien vea inmediatamente cómo, a partir de la última aproximación de 1/7 = 142857/999999 ~ 0,142857 se puede fácilmente deducir que 1/7 es decimal periódico.

Falacia de la subsunción.

El esquema general de esta falacia es: Tal, entonces solo tal. Por ejemplo: Te pasa que has dormido mal (ergo solo te pasa que has dormido mal), y como no es para tanto, eres un quejica. Eres un judío, por tanto eres solo un judío (y de ninguna forma también peluquero). Eres un hombre, por tanto eres tan solo un hombre. Eres una mujer, por tanto eres solamente una mujer. 

Este último caso me interesa particularmente, porque tengo la impresión de que el movimientillo feminista de mi antiguo instituto puede estar corriendo el peligro de subsumir a sus miembros en su identidad sexual, al organizar, por ejemplo, espacios de sorodidad. La alternativa sería proporcionar un espacio en el que ser mujer u hombre fuese incidental.

"Nos equivocaríamos también si hablásemos de un «feminismo» cínico-estoico. Lo que las dos escuelas preconizan es precisamente el rechazo a tener en cuenta a la mujer en cuanto a tal", se lee en El mundo helenístico: cínicos, estoicos y epicúreos. Esta propuesta me resulta mucho más intelectualmente satisfactoria que la anterior.

Como con cualquier caracterización de una falacia, la anterior reflexión nos permite entender dónde falla y defendernos al encontrarla rumiando por la naturaleza. En este caso, nos permite responder a los argumentos del tipo "Y si tuvieras dos personas iguales excepto en tal característica, ¿a cual elegirías?". Aquí, aceptar la aparentemente inocente premisa: que sea hipotetizable la existencia de dos personas idénticas excepto en lo que a un cierto rasgo se refiere, sienta las bases para subsumir a ambos sujetos hipotéticos en el la característica que los distingue, y a partir de ello, subsumir a sujetos no hipotéticos. Así, no debemos caer en la trampa de pensar que de una respuesta afirmativa a las tres siguientes preguntas se sigue asentimiento a la cuarta y a la quinta:
  1. Entre alguien con o sin gafas, a igualdad de todo lo demás, ¿elegirías al segundo?
  2. ¿Entre tener o no tener gafas, preferirías no tener gafas?
  3. Entre que toda la sociedad tuviera gafas o que no tuviera gafas, ¿elegirías lo segundo?
  4. Entonces, ¿alguien que tiene gafas es mejor que alguien que no tiene gafas?
  5. Entonces, ¿si al elegir entre dos candidatos solo supieras que uno tiene gafas y otro no, elegirías al segundo?
Y a aquellos que describiesen el matiz entre ambas como una mera minucia no podríamos sino presentarles la siguiente situación: Una conversación con un genio de la botella maligno, aquel que interpreta de forma literal lo que se le pide, de la peor forma para el que lo hace:

Pregunta 5)
GM: Hay dos personas que quieren compartir piso contigo. ¿Quieres que te diga algunos datos?
Adelante.
GM: Uno de ellos siempre ha sido amable con los animales, mientras que al otro le han sido más bien indiferentes. ¿A quién eliges?
Elijo al que es amable con los animales.
GM: Otro que cae.

Pregunta 1)
GM: Tienes que elegir como compañero de piso entre dos candidatos, que son en todo iguales a excepción de que uno siempre ha sido amable con los animales.
Elijo a este último.
GM: Podría haber sido peor; podrías tener a un Hitler que además torturara a tu gato.


Así, en general, si la importancia de lo que conoces es insignificante en comparación con la variabilidad esperada de lo que no conoces, no es estúpido negarse, por principio, a subsumir: tirar una moneda. Esto, por supuesto, parecerá obvio si no se conoce el sesgo de retrospección. Respecto de la racionalidad de este comportamiento, termino con las palabras de Daniel Kahneman (cita en español aquí):
Stereotyping is a bad word in our culture, but in my usage it is neutral. One of the basic characteristics of System 1 is that it represents categories as norms and prototypical exemplars. This is how we think of horses, refrigerators, and New York police officers; we hold in memory a representation of one or more “normal” members of each of these categories. When the categories are social, these representations are called stereotypes. Some stereotypes are perniciously wrong, and hostile stereotyping can have dreadful consequences, but the psychological facts cannot be avoided: stereotypes, both correct and false, are how we think of categories.

You may note the irony. In the context of the cab problem, the neglect of base-rate information is a cognitive flaw, a failure of Bayesian reasoning, and the reliance on causal base rates is desirable. Stereotyping the Green drivers improves the accuracy of judgment. In other contexts, however, such as hiring or profiling, there is a strong social norm against stereotyping, which is also embedded in the law. This is as it should be. In sensitive social contexts, we do not want to draw possibly erroneous conclusions about the individual from the statistics of the group. We consider it morally desirable for base rates to be treated as statistical facts about the group rather than as presumptive facts about individuals. In other words, we reject causal base rates.

The social norm against stereotyping, including the opposition to profiling, has been highly beneficial in creating a more civilized and more equal society. It is useful to remember, however, that neglecting valid stereotypes inevitably results in suboptimal judgments. Resistance to stereotyping is a laudable moral position, but the simplistic idea that the resistance is costless is wrong. The costs are worth paying to achieve a better society, but denying that the costs exist, while satisfying to the soul and politically correct, is not scientifically defensible.

Las tildes en el español

¡Las tildes en español son verdaderamente absurdas!, me dije. No tiene sentido que las llanas se acentúen excepto si terminan en n o s, y las agudas viceversa. Lo lógico sería que toda silaba tónica llevase acento. Y así, comencé a tomar apuntes haciendo esto mismo.

Pronto, terminé harto; de dicha forma toda palabra tiene tilde, lo cual es farragoso; la opción actual tiene un mucho mejor balance entre economía de términos y complejidad. Los ingleses, por el contrario, eligen no poner tildes por ninguna parte, y uno no sabe si la simple palabra dog se acentúa en la cuarta sílaba o todo lo contrario.

Sea como fuere, después de hartarme a escribir tildes modifiqué un antiguo programa (del que hablaba en esta entrada) para determinar algunos datos. Los resultados son más o menos constantes para El Quijote, El lazarillo de Tormes y El Buscón, así como en un Lemario del español obtenido de la red (Enlace):





En el diccionario hay más tildes porque este, al contrario que el discurso normal, no repite artículos ni preposiciones. Como nota final, dejo este fragmento del Quijote que me encontré buscando palabras con cinco íes o más. Atención a Sancho.
Sosegados todos y puestos en silencio, estaban esperando quién le había de romper, y fue la dueña Dolorida con estas palabras: 
-Confiada estoy, señor poderosísimo, hermosísima señora y discretísimos circunstantes, que ha de hallar mi cuitísima en vuestros valerosísimos pechos acogimiento, no menos plácido que generoso y doloroso, porque ella es tal, que es bastante a enternecer los mármoles y a ablandar los diamantes y a molificar los aceros de los más endurecidos corazones del mundo; pero antes que salga a la plaza de vuestros oídos (por no decir orejas), quisiera que me hicieran sabidora si está en este gremio, corro y compañía el acendradísimo caballero don Quijote de la Manchísima y su escuderísimo Panza. 
—El Panza—antes que otro respondiese, dijo Sancho— aquí está y el don Quijotísimo asimismo, y, así, podréis, dolorosísima dueñísima, decir lo que quisieridísimis, que todos estamos prontos y aparejadísimos a ser vuestros servidorísimos.
 Y nótese que quisieridísimis es un verbo. Vale. 

Poemillas programáticamente producidos.

Tras enviarme mi padre este artículo de El País acerca de un programa con el ingenioso nombre de WASP (Wishful Automatic Spanish Poet), y leerme el texto académico, que presenta algunos detalles explícitos, he programado un divertimento que, dado un poema, produce otro, imitándolo. Al ser mi programa menos autónomo, su resultado estético es más satisfactorio. Este es su Magnum Opus:


Un punto a quién identifique en qué poema está basado.

La ἀλήθεια (aletheia) desde Heidegger.

1. Introducción:

La verdad como corrección no es de la misma esencia que la verdad como desocultamiento. Rayos y centellas: con esas palabras un cristal anteriormente invisible ya se mostraba como todo menos transparente; chocaba visceralmente contra “una opinión impensada, en sí llamada obvia”. Desarrollemos pues, dicha idea. 

Para ello expondremos en primer lugar los problemas de distancia y de traducción y en segundo lugar proporcionaremos intuiciones, acerca de la ἀλήθεια, en la forma de una batería de ejemplos. En estos dos apartados procuraremos adelantar y dejar traslucir lo aprendido, y sólo al final expondremos los puntos teóricos destilados, que para entonces deberían ser familiares para el lector.

Podríamos perfectamente presentar primero la sustancia teórica, luego los ejemplos y finalmente aplicar las consideraciones anteriores al problema de la traducción. No obstante, la estructuración elegida nos parece, en primer lugar más amena y en segundo lugar más satisfactoria, pues en vez de requerir un acto de fe al presentar la teoría, como conclusión de una exposición ya tiene cierta justificación.

2. Problemas de distancia y de traducción.

Otra cita igualmente desgarradora: El dios del antiguo testamento es un Dios que da órdenes. Su palabra es “tú (no) debes”. Los dioses griegos no son dioses que ordenan, sino que más bien dan señales, indican. O, en palabras de Heráclito, El señor del cual es el oráculo de Delfos ni dice ni oculta, sino que señala (ni habla ni vela, sino que indica). Los dioses disneyficados distan mucho de los griegos; un ejemplo de ello es el Eros que se identifica con un Cupido querubín, que en nada se asemeja a los Eros que se discuten en el Banquete de Platón ni el que se muestra en, por ejemplo, en la Teogonía de Hesíodo.

La distancia se hace tan grande que surge la duda de si una época tardía esté aún en condiciones de pensar nuevamente los pensamientos más tempranos. A esa duda se agrega otra: la de si tal proyecto es de alguna utilidad, nos previene Heidegger.

Y mediante su Parménides, Heidegger intenta traspasar esa distancia. Para ello, en primer lugar, nos presenta el Catch-22 de toda traducción: avisándonos de que La traducción adjunta contiene ya la interpretación del texto y señalándonos que la palabra “desocultamiento” no “es” desocultamiento, en el contexto de una traducción. Se entiende mejor como el mejor intento de una aproximación a ἀλήθεια por parte del traductor.

Por otro lado, Heidegger pretende conocer a Grecia desde Grecia, lo cual implica conocer la ἀλήθεια griega sin nuestro bagaje occidental contemporáneo. Y sin embargo, partimos inevitablemente de una concepción del conocer. Por ello, en el proceso de conocimiento en un primer lugar, se determinaría con exactitud qué es ἀλήθεια, y tan solo después podríamos comenzar a descubrir la ἀλήθεια desde la ἀλήθεια. Lo que quiero decir se entiende con el siguiente experimento: Si los griegos descritos por Heidegger nos estudiasen a nosotros, buscarían indudablemente aprehender la esencia de la exactitud, en vez de conocer qué es la exactitud con exactitud, o la corrección con corrección.

Así, conocer a Grecia desde Grecia sería recursivo, pues para ello sería necesario conocerla ya de antemano. De forma similar, dilucidar el funcionamiento del antiguo lenguaje jeroglífico egipcio desde su propia gramática y vocabulario podría parecer una excelente idea desde la teoría, y sin embargo ser irrealizable en la práctica. Por tanto nos da la impresión que Heidegger busca, y en gran medida consigue determinar con exactitud en qué consiste la ἀλήθεια griega (en contraposición a conseguir desocultar su esencia). Para hacer esto último y no caer en paradojas primer curso de teoría de tipos, me parece que serían necesarios varios ciclos, determinando una nueva “verdad” desde la perspectiva dilucidada en el paso anterior.

Esa impresión no es tan solo un juicio de valor; se fundamente en cierto análisis de lo no dicho en el decir de Heidegger, por ejemplo en Zu meinen wir betrieben eine sogenannte »Wortphilosophie«, die alles aus bloßen Wortbedeutungen herausklaubt, ist frelich eine sehr bequeme Meinung, aber auch eine so oberflächliche, daß sie nicht einmal mehr als falsche Meinung bezeichnet werden kann [Encontramos el término falso, que es posterior a lo griego]. No obstante, de momento tomamos esa intuición como hipótesis de trabajo, sujeta a modificaciones a medida que perfeccionemos nuestro control del alemán. Si resulta errónea, estoy seguro de que descubrir donde falla mi comprensión será una experiencia fascinante  [N.B: Para los puntos que parecían requerirlo, como el anterior, hemos consultado una edición alemana, pero en general nos basamos en una española. Todas las citas anteriores son de su Parménides]

Burocracia: {El libro de Teresa Oñate, El nacimiento de la filosofía en Grecia. Viaje al inicio de occidente, también parece en ocasiones estar determinando con exactitud aspectos de la filosofía griega, hablando de “un solo sentido muy preciso” en la pg. 85 de El nacimiento…, o de “incorrecto” en la página 103}

Asimismo, hay una traducción del alemán al otros idiomas que Heidegger no tiene por qué considerar, pero nosotros sí. Al leer Platons Lehre von der Wahrheit elegimos una traducción con pinta de reputada (HEIDEGGER, Martin. Pathmarks. Trad. William McNeill. Cambridge: Cambridge University Press, 1998. Impreso), por tanto nuestra sorpresa fue máxima cuando encontramos lo siguiente At the same time, Plato seeks to avoid false interpretations..., que en el alemán original es Abwehrend will Platon zugleich zeigen, dass die παιδεία nicht darin ihr Wesen hat.... En el primer caso se utiliza el vocablo “falso” y en el segundo una construcción similar a “no tiene en su esencia”. En el contexto de diferentes concepciones de la verdad, ambos tienen un significado muy diferentes.

Por último, la obra de Heidegger habla de los griegos con alegría, de forma general: Los griegos nunca pensaron expresamente ἀλήθεια ni lethe en su propia esencia, ni el fundamento de su esencia, porque lo hacen dentro de esa esencia. Su idea es buscar el substrato compartido, pero no explicita a quienes abarca. Esto pudiera o bien ser un problema de indefinición o una asunción de homogeneidad que pudiera resultar injustificada. Sea como fuere, esa visión queda complementada por La teología de los primeros filósofos griegos, de Werner Jaegger, que considera las particularidades de diversos autores, y el propio autor expone en Platons Lehre von der Wahrheit que en Platón confluyen ambos modos de verdad: La prioridad de la idea sobre la ἀλήθεια da lugar a la transformación en la esencia de la verdad, de desocultamiento a la corrección de la aprehensión y del enunciar. Como desocultamiento, la verdad es un rasgo fundamental del ente mismo. Pero como corrección de la mirada, se torna en una característica del comportamiento humano hacia los seres. Así, en Platón la verdad es, al mismo tiempo, desocultamiento y corrección, si bien la desocultación ya está bajo el yugo de la idea.

3. Aproximación a la ἀλήθεια mediante algunos ejemplos.

A pesar de la meritoria labor teórica de Heidegger, tras leer y reposar su texto veo que falta algo: El caso particular que conduce a la comprensión del todo general. Nietzsche afirma que “el concepto es la necrópolis de la intuición”, a lo que Heidegger podría escapar afirmando que “La palabra verdad nos remite a una definición; el desocultamiento nos remite a imágenes e intuiciones”, y sin embargo las imágenes en el Parménides son escasísimas, destacando una curiosa disquisición acerca de la máquina de escribir. Por contraste, en Nietzsche las imágenes pululan con total libertad.

En general la imagen, ya sea como mito, analogía o ejemplo parece imbricada en la filosofía de la Antigua Grecia. Por tanto me resulta desconcertante que Heidegger no presente la idea de ἀλήθεια, mediante una forma próxima a su tradición, sino a través de una prosa árida y académica. ¡El ejemplo, la analogía, el mito: la imagen, tiran hacia el desocultamiento del asunto sin necesidad de hacerlo inaccesible! 

No todo ocultamiento es lo falso ni todo lo falso es ocultamiento. Un ejemplo de ello es el grupo “The Yes Men”, cuyo lema es “Las mentiras pueden exponer la verdad”, que resulta paradójico e inquietante para una concepción de la verdad como corrección, pero no para la verdad como ἀλήθεια. En una de las actuaciones de este grupo, el lema se implementa haciéndose un miembro pasar por representantes de la empresa Dow Chemicals ante la BBC. Admite la responsabilidad total de un desastre químico, ofreciendo compensación monetaria a las víctimas. Y esta mentira expone la naturaleza de la empresa, que en realidad nunca haría algo porque es lo correcto, y no porque maximiza beneficios. El vídeo se puede consultar aquí: https://www.youtube.com/watch?v=LiWlvBro9eI

Otra instancia de la tensión entre lo falso y el ocultamiento es la ley de Godhart, que afirma lo siguiente: cuando un indicador socioeconómico u otro medidor se convierte en el objetivo de políticas socioeconómicas, pierde su contenido informativo. Un ejemplo un tanto burdo es el siguiente: Si una agencia de ratings fiscales une su puntuación al crecimiento del PIB de un país, y calcula este midiendo las toneladas de cemento producidas, China puede producir una cantidad arbitraria de cemento para luego enterrarlo. Esto resultaba caunto menos curioso: la verdad como corrección está sujeta a manipulaciones en la medida en la que requiere aproximaciones, mientras que la ἀλήθεια es inmune a ese tipo de engañifas.

Un ejemplo matemático ilumina que el desocultamiento es desprendido del ocultamiento tras un proceso de conflicto, y también como es que la ἀλήθεια se refiere a la relación cambiante entre las cosas y los hombres. Así, una ecuación matemática puede ser particularmente barroca, pero a medida que se aplica a diferentes situaciones, a medida que se entiende cómo cambiar cada uno de los términos deshace la identidad; en definitiva, a medida que nos relacionamos con ella, la dificultad se derrite. Por otra parte, una ecuación puede estar diseñada a mala fe de tal forma que oculte su verdadero significado, y sometiéndola a ciertas manipulaciones se nos revela con claridad el asunto. En ambos casos, a medida que vamos relacionándonos con ella, la ecuación es igual de cierta y correcta pero progresivamente más desoculta.

La contrapalabra de ἀλήθεια es pseudos, el ocultar cuyo mostrar distorsiona y en este caso Heidegger sí da un ejemplo: El armario que colocado frente a la puerta no solo obstruye sino que distorsiona hasta el punto de pretender que no hay ninguna puerta en la pared.

Por último, con respecto al método que Heidegger emplea, este es en buena parte un análisis de lo no dicho en su decir [el decir de los griegos]. Un método análogo se utiliza en el análisis Diccionario e ideología: tres décadas de la sociedad española a través de los ejemplos lexicográficos, de la Dra. Esther Forgas Berdet que, mediante ejemplos (muchos ejemplos) del tipo [ajena]: Ella estaba ajena a todo mientras preparaba la cena, muestra la situación social en España hace unas décadas. Nótese que el propósito de la oración era exponer el significado de la palabra ajeno/a, no transmitir el prejuicio.

4. Exposición teórica.

Todo ha sido dicho ya, y sólo queda recoger todo y colocarlo con cuidado en una vitrina, de tal forma que parezca vulgar y para que jamás se pueda volver a tratar y mucho menos cuestionar. Esto por hoy se deja como ejercicio al lector.

5. Bibliografía

Siguiendo a Kant, las ideas son un bien común.

6. Nota: Se recibe con alegría toda crítica.

Había un platón tón tón

Platón, La República, 487b:
"Nadie, oh Sócrates, podría contradecirte. Pero a los que escuchan en cada ocasión lo que dices les pasan cosas como estas: estiman que es por su inexperiencia por lo que son desviados un poco por obra del argumento en cada pregunta, y al acumularse al final de la discusión todos estos pequeños desvíos, el error llega a a ser grande y aparece contradiciendo lo primero que se dijo"
¿No es curioso este fragmento, que queda sin respuesta? Y, es más, acaso no es fascinante que la pregunta sea esa y no algo como "Ninguno de tus personajes, oh Platón, podría contradecirte. Pero estos están bajo tu control, y por tanto este texto no es una discusión honesta y libre".
-Examina lo siguiente: ¿hay algo de otro género que el oído necesita para oír y la voz para ser oída, de modo que, si este tercer género no se hace presente, uno no oirá y la otra no se oirá?
-No, nada
Platón, La República, 507 c.
Una verdadera desgracia que los razonamientos dialécticos que parten de lo que se revela como obvio, forzoso o necesario dependan de que lo obvio se corresponda con la realidad o, en otros terminos, de que lo obvio no oculte la esencia de la cosa.  En este caso concreto, resulta quel sonido sí necesita de un medio físico para ser transmitido, y el tercer género al cuál hace referencia el fragmento es comúnmente el aire. Por eso, en el vacío no se oyen voces.

Creo que ambos fragmentos desvelan graves problemas con el método platónico.

Por último, frente a este fragmento final tan solo cabe un "jajajajaja lol":
Después de la superficie hemos tomado el sólido que está en movimiento, antes de captarlo en sí mismo; pero lo correcto es que, a continuación de la segunda dimensión se trate la tercera, o sea lo que concierne a la dimensión de los cubos y cuanto participa de la profundidad. Platón, La República, 528b. 

Repletar

De manifestar, manifiesto, o de abrir abierto, o de respetar respeto. Pero repleto parece como ellos,  y se crea la palabra repletar. Fascinante.


Biología para futuros presidentes. Parte I.

Hace unos meses, a principios de este año, mi profesora de biología me informó de que había sido seleccionada, junto a dos alumnos más, para participar en la Olimpiada de Biología de la Comunidad de Madrid, representando a mi instituto.

Así que unas semanas después, pasé la tarde de un viernes lluvioso sentada en una silla de la Complutense haciendo un examen de biología cuya primera pregunta trataba de las distintas especies de camélidos del mundo –hay 7, por cierto-.

La verdad es que tengo que admitir que la Olimpiada de Biología era un poco como la lotería: supones que alguien tiene que ganarla, pero no conoces a nadie que lo haya hecho. De hecho, era peor que eso, porque hacía un año ni siquiera sabía de la existencia de esta Olimpiada ni tenía ni idea de qué significaba “pasar ese examen”.

Tres días después resultó que había pasado la primera fase. Resultó, también, que había una segunda fase, práctica, que se celebraba la semana siguiente, y resultó, por último, que existía una Olimpiada Nacional de Biología en la que pude participar, junto a otros cuatro chicos madrileños, al superar la segunda prueba. Nos regalaban un curso de buceo y una semana de prácticas en un centro de investigación del CSIC, además de un fin de semana en Vigo, participando en la fase nacional. Más que suficiente teniendo en cuenta que la competición en sí misma era un descubrimiento reciente para mí.

Así que en abril, los cinco madrileños cogimos un tren hacia Vigo, cargados con distintas expectativas y un grado variable de ambición y confianza en las propias capacidades. Mi actitud, honestamente, era la de alguien que pretendía, principalmente, “disfrutar de la experiencia”, pues ya bastante increíble me parecía estar subida a ese tren. Además, los premios en Vigo eran ya palabras mayores y me parecían bastante fuera de mi alcance: representar a España en la competición Internacional en Hanoi, o en la Iberoamericana en Brasilia, como primer y segundo premio, respectivamente.

Tanto la imagen como el título corren de mi cuenta.

Fue agradable comprobar ya desde el principio que la competitividad no parecía ser la actitud predominante; pasamos varias horas del viaje hablando de xilemas y floemas, monosacáridos y  de la estructura de las proteínas, en un intento de predecir las preguntas de los exámenes, poner en común nuestras reglas mnemotécnicas y afianzar conceptos escurridizos de forma conjunta.

Al llegar a Galicia, empezamos a conocer a las otras “delegaciones”: 2, 3, 4 o 5 de cada comunidad autónoma (excepto Ceuta y Melilla, que solo contaban con un representante). Selectividad era uno de los temas predilectos, como también lo eran las aspiraciones profesionales, destacándose, como era de esperar, carreras como Medicina, Biotecnología o Biología (“sin más”). Estaban aquellos que querían trabajar en hospitales o universidades y los que querían investigar, neuronas, brazos biónicos, arañas o gorilas.

Hubo tiempo para hablar, y para estudiar, quien lo quiso, pues aparte de los exámenes, hicimos un par de visitas turísticas, una de ellas, al paraíso natural de las Islas Cíes, con un mar que recuerda a las mejores fotos del Caribe, pero al lado de casa, como quien dice. Id, volved, o apuntadlo en vuestra lista, al menos, si puede ser.

En cuanto a los exámenes… Fueron interesantes cuanto menos. Dos exámenes teóricos y cuatro prácticos ocuparon la mayor parte del fin de semana y mantuvieron unos cuantos nervios de punta durante un par de días. Tan de punta como el bisturí que utilizamos para intentar encontrar los ganglios pedios de un pobre mejillón de ría y fracasar estrepitosamente en nuestra búsqueda. Dicen que existen, pero aún tenemos nuestras dudas.

Debo decir que la entrega de premios fue sin duda uno de los momentos más emocionantes de mi vida. La intriga se mantuvo hasta el nombramiento de los ganadores, primero las cuatro platas y, después, los cuatro oros, por orden alfabético y tras una larga tanda de discursos oficiales. No hay mucho más que decir sobre este día, salvo que mucha gente estaba orgullosa de nosotros, y que mi madre, muda en el teléfono, se preparaba para investigar sobre las vacunas contra el Dengue, las fiebres tifoideas y la malaria, tan temidas en los viajes al continente asiático.

Fdo: Claudia Lombardo