Thriller: El fracaso de la Revolución industrial en España, 1814-1913

A Marisol, en cuya asignatura, a pesar de leer este libro en clase, saqué un 10.

Esta evaluación, aburrido por el temario de historia, leí esta obra, El fracaso de la Revolución industrial en España, un thriller de 242 páginas cuya trama me ha mantenido en velo desde el inicio hasta la conclusión, y cuyo fondo me ha permitido sacar, incluso tras una noche entre la vigilia y la pesadilla, un 4/4 en la pregunta más importante del examen de historia. Además, me ha permitido conocer la verdadera complejidad que se esconde tras unos apuntes que por simplificar, reducir y condensar, casi mienten.

La trama es sencilla, escueta y bien planteada: Jordi Nadal, historiador español durante la dictadura franquista, debe elegir un tema de estudio inocente a los ojos del régimen y, a pesar de su interés por la guerra civil española, termina escribiendo sobre la revolución industrial. Pero su investigación se complica, pues le lleva a descubrir intrigas, chanchullos y misterios celosamente protegidos, que le llevarán a enfrentarse contra decadentes intereses todavía poderosos, sobre los que no escribiré más para no adelantar las aventuras de nuestros personajes.


Riqueza en Europa, medida en Σ poder adquisitivo / km2. Me hace gracia que "poder adquisitivo" se diga "Kaufkraft" en alemán.

Paralelamente, y de manera casi incidental, nos enseña la estimulante enfermiza evolución de la industria española, pero siempre desde una perspectiva literaria, de tal forma que se combinan de manera magistral la presentación de datos necesarios, como:
“A finales de 1864 la inversión en medios de transporte había sido siete veces superior a la inversión en industria, mientras que en Inglaterra la inversión ferroviaria no pasaba del 70% de la industria”
o
“el curso de los 30 primeros años de desamortización, el montante de deuda parece no haber disminuido, sino aumentado en una tercera parte”
que permiten al autor crear un contexto en el que se pueda lucir, literariamente hablando, con bellas oraciones como:
“Los anatemas de la Iglesia sirvieron de poco contra el afán de lucro de los compradores”  
“la supresión de régimen señorial perjudicó claramente a los campesinos, quienes pasaron de la condición de siervos con tierra a la de hombres libres sin ella”  
o mi favorita: “la desamortización dio, contra lo previsto, poderosas alas al carlismo”.
Encontramos en ellas un predominio del contraste, la antítesis, de las relaciones de oposición, así como un vocabulario elevado. Destacan también las rimas internas, por ejemplo entre "sirvieron de poco" (e-o e-o), o entre "supresión", "perjudicó", "campesinos" y "condición"; la rima continuada, asonante entre "dio", "previsto" y "carlismo" o la abundancia de la magistral combinación de las vocales i-e en el término de la segunda oración, en "quienes", "siervos", "tierra", "libres" y "sin ella" Además, cabe mencionar que "lucro", la palabra más importante de la primera oración, adquiere mayor énfasis al contener la única "u". Por esto, podemos clasificar a este texto de de prosa poética. Su belleza luce con más fuerza si se muestra de la siguiente forma:
“Los anatemas de la Iglesia sirvieron
de poco contra el afán de lucro
de los compradores”  
“la supresión de régimen señorial
perjudicó claramente a los campesinos,
quienes pasaron de la condición de siervos
con tierra a la de hombres libres sin ella”  
"la desamortización dio,
contra lo previsto,
poderosas alas al carlismo"
En la que la primera estrofa tiene una novedosa estructura de haiku, occidentalizado al no contener referencia a la época del año. Enlazando estos recursos con el tema del texto, su claro propósito es presentar el contenido de una forma bella, belleza al servicio de la amenización de una materia que en manos de un mal presentador, corre el riesgo de ser árida.

Así, en conclusión,  el genial gerundense Jordi Nadal nos sorprende con su maestría lírica, con su dominio narrativo y con la profunda investigación que sin duda ha debido realizar para dotar de verosimilitud a la trepidante acción de esta Obra Maestra, con mayúsculas.

2 comentarios:

  1. Cuando quieras estaré encantado de discutir contigo sobre el fracaso de la Rev. Industrial en este nuestro país (aunque con semejante bibliografía detrás está claro que poco podré aportar xD). Pero si me presentas el libro con sus frases en forma de haiku y acabas la reseña como si estuvieras, que te diría yo, analizando un poema de Rubén Darío, pues es que esto no es serio xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La denominación de "Thriller", no obstante, al recoger una realidad verosímil y al ser un buen descriptor de la obra, no es objeto de tu crítica.

      Eliminar