Impresiones e ideas varias

La física que se me enseña.


Tengo la impresión de que la idea clave de toda la física que he aprendido hasta ahora se puede resumir en una breve anécdota.

Nuestro capaz profesor de física nos mostró que, al caer un cilindro por una pendiente, la masa, el tipo de material, su longitud y su masa no afectan el tiempo que el cilindro tarda en descender. A partir de esta demostración mi clase ha adoptado la coletilla "ninguna diferencia", la frase que nuestro profesor decía después de experimentar con cada magnitud.



Ahora bien, el sintagma "ninguna diferencia" parece resumir toda la física que he aprendido hasta ahora. Esta disciplina podría ser considerada un dale que te pego continuo a la hipótesis de que las leyes del universo son constantes.

Por una parte, me resulta fascinante cómo esta idea tan simple y elegante permite determinar en gran medida el funcionamiento de la realidad, y con ello manipularla. Por otro lado, los detalles específicos personalmente me son indiferentes; al fin y al cabo son meros datos, datos que me resulta tedioso memorizar. Además, en Literatura o en Filosofía encontramos ideas clave de similar profundidad a tutiplén.

Optimizar para nota.


Tengo la impresión de que las actividades que me ayudan a parecer que aprendo no me ayudan a aprender. Así, cuanto más optimice para nota menos termino aprendiendo al final.

Profesorado.


Al haber elegido estudiar Lengua y Literatura, parece cada vez más plausible que mi profesión vaya a ser la enseñanza. Estas son algunas ideas.

Detecto cierto idealismo en mí, pero a la vez recuerdo cómo algunos profesores idealistas perdieron su ilusión en pocos años.


Las charlas de los profesores no funcionan, tal vez porque hay demasiada diferencia de información entre la experiencia vital del profesor y la de los alumnos.

Para medir el nivel de una clase, podríamos hacer el primer día un examen con la pregunta "Enuncie y explique una idea suya (que no dato, método o experiencia)", matando dos pájaros de un tiro, pues obtendríamos nuevas ideas interesantes al tiempo que calibramos el nivel de la clase.

Ayuda mutua.


Actualmente, el programa tiene demasiados niños y demasiados pocos profesores. Por eso, deberíamos reducir los niños que aceptamos a aquellos que por alguna razón u otra no han podido aprender, pero que quieren hacerlo. Los que no cumplen estas características, además, suelen molestar la clase.

Dividir por asignaturas y por conceptos, no por temas.



Reducir el número máximo de niños por clase a tres. Experimentar con diversas estructuras. Tal vez el organizarlo en explicación por conceptos (a lo miniconferencias) permita más alumnos.

Pedir al consejo escolar que proporcione recursos, como la posibilidad de imprimir fotocopias (especialmente para mapas de sociales) y sobretodo más aulas, incluso aunque haya que alterar el horario de limpieza de aulas.

Necesita más publicidad entre el futuro profesorado.

Guarismos



guarismo, ma

Cf. algoritmo.
1. adj. desus. Perteneciente o relativo a los números.
2. m. Cada uno de los signos o cifras arábigas que expresan una cantidad.
3. m. Expresión de cantidad compuesta de dos o más cifras.

Aunque esté en desuso, la acepción que más me atrae es la primera. Recuperemos esta palabra tan sonora.

Ejemplos de uso:
"No me andes con guarismos"
"Se refugia en guarismos"
"Tiemblo ante tu guarismada"
"Es un individuo muy guarismático"

1 comentario:

  1. Hola :D
    Tienes un blog increíble, ya te sigo. Saludos y nos estamos leyendo
    http://librospalabanda.blogspot.mx/

    ResponderEliminar