El fetichismo del franquismo

La Real Academia Española define "fetichismo", en una de esas definiciones recursivas que tanto debe excitar a los académicos, como "Culto de los fetiches", y a "fetiche" como "Ídolo u objeto de culto al que se atribuyen poderes sobrenaturales, especialmente entre los pueblos primitivos". Y, efectivamente, si creyésemos a Podemos a pies juntillas, el franquismo es sobrenatural en cuanto a su alcance: su espíritu místicamente trasciende la transición para cernirse sobre la política española y una mera calle con nombre de colaborador del régimen es el acabose. 

Por supuesto, el discurso de Podemos está escrito en clave hiperbólica, pero aún así, el énfasis que se le da a los fantasmas del pasado es verdaderamente inusitado. Desde 2012 estoy suscrito a la lista de distribución de la Fundación Nacional Francisco Franco, por eso de estar expuesto a la variedad (la revista del ISIS también me resulta muy interesante). Y, aunque lo intentan y lo desean, no me da la impresión de que el franquismo sea una temible fuerza viva en la política española: les gustaría mucho ser la mano negra que todo lo controla que Podemos pinta.

En realidad, el mensaje de Podemos es más sutil, aunque con el grito el matiz se pierda: a pesar de saber que el franquismo ha llegado a su fin, su fondo es, por ponerlo en términos marxistas, que todavía quedan indicios de la superestructura del franquismo, como podrían ser el Concordato con la Santa Sede e incluso la propia monarquía. No obstante, partiendo de unos términos teóricos más o menos sólidos, llegan a ver toda la realidad política bajo las lentes del franquismo, y siempre desde el prejuicio de que lo que se origina en el franquismo está manchado, lo cual da lugar a una fijación en lo franquista que podemos calificar de desproporcionada y fetichista.


El fenómeno no se reduce a Podemos; por ejemplo, el otro día leía un panfleto exaltado intentando convencerme de que me uniera a la manifestación estudiantil, y me llamó en gran medida la atención el término "revalida franquista", término que en el panfleto pretendía ser un argumento en contra por sí mismo. Por esa misma regla de tres, deberíamos abolir la Seguridad Social, también franquista, y prohibir las mascotas, porque Hitler tenía un perro.

Por otro lado, como ávido lector que soy, detecto además el esquema general del lobo malo que debe ser derrotado por un heroico cazador, pero para mí, como votante joven, la sombra del franquismo no puede cumplir eficazmente la función de lobo malo. Desde un punto de vista narrativo, la retórica de la casta era más tradicional y más simple, y tuvo un gran éxito, por lo cual me parece absurdo que sea sustituida por una narrativa de peor calidad. Entiendo que atacar el franquismo impide que un posible votante se sienta atacado, (no así con la narrativa de la casta), pero las pérdidas en lo que respecta a actualidad no se justifican.

En fin, Podemos me caía más simpático cuando su mensaje era de idealismo y esperanza, pero la coleta ha perdido su mensaje de paz y amor, si alguna vez lo tuvo. Ahora, con toda la ira y la saña y la rabia que veo, me recuerda la retórica de ayatolá Jomeini, que distinguía entre el Gran Satán, los Estados Unidos, y el pequeño Satán, que en ocasiones era Israel y en ocasiones la Unión Soviética.

4 comentarios:

  1. No podía estar más de acuerdo. En este país la gran mayoría de la gente hace muchos años que tiene enterrado a Franco para no volver a sacarle, menos ciertos sectores de la izquierda que periódicamente tachan de franquista a X o a Y. Si hacen esto es porque parece ser que les da rédito político, que diría que no entiendo cómo es posible, pero esto es España... Esta gente, siempre trabajando en aras del bien de la nación, ha decidido crear, a imagen y semejanza del "reductio ad hitlerum", el "reductio ad franconium", a mayor gloria del "pueblo" encarnado en ellos.
    Por último, me sorprende que digas que el mensaje de Podemos fue una vez de "idealismo y esperanza". Te animo a buscar en Youtube "Pablo Iglesias herriko taberna", "Pablo Iglesias lúmpenes" y "Rosa Díez Complutense Pablo Iglesias". El mensaje de Podemos y de sus líderes nunca ha sido de idealismo y esperanza, o al menos no como a mí me gustaría que se entendieran esos términos. Su mensaje siempre ha sido contra "la casta", que engloba no sólo a los viejos partidos sino también a aquellos que no piensan como Podemos. Prueba de ello es que, cuando se destapó el fraude fiscal del Sr. Monedero, Pablo Iglesias dijo algo como que "los medios de comunicación sólo mienten sobre nosotros, cuando lleguemos al poder haremos una Ley de Prensa que garantice la información veraz y cierta". Creo que todos sabemos como suena eso (cof Ministerio de la Verdad cof). Pero en fin... Mira que no me gusta ser agorero y demagogo sobre los resultados de un gobierno de Podemos, pero es que me lo ponen muuuuy difícil...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pruébate las lentes del cinismo, que se ve todo mucho mejor; se nota que estás hablando desde una perspectiva partidista (el que está sea correcta o no nos es ahora irrelevante).

      Yendo al grano, el mensaje de Podemos sí era de esperanza; su narrativa es: "la vida es terrible, pero el futuro puede ser mejor". Ese mensaje básico sí es de esperanza y se puede ver, por ejemplo, en esta melosa intervención de Pablo Iglesias: https://www.youtube.com/watch?v=cqLbqJ_K-Bw&feature=youtu.be&t=7349

      Ahora, la balanza se ha inclinado mucho más hacia el lado de "la vida es terrible", tal vez porque la segunda parte ha sido corrompida por la ambición de poder que todo buen político debe tener.

      Por otro lado, veo que matemático estáis; en vez de "a X o a Y", tenemos en español el bonito dúo de Fulano y Mengano, pudiéndose añadir Zutano y el menos conocido Perengano si fuere necesario.

      Eliminar
  2. No he dicho en ningún momento que no hable desde una perspectiva partidista xD Y usted Sr. Cínico hace lo mismo xD
    Creo que no quedó claro o expliqué bien lo que quería decir sobre el mensaje de Podemos. Claro que prometía un futuro mejor para todos, pero su discurso nunca fue de "arrimemos todos el hombro para salir de ésta y tener un mejor futuro" sino de "la culpa de todo lo malo es de la casta, cuando los echemos tendremos un futuro mejor". Han construido un mensaje que, si bien promete una vida mejor y esperanza, se basa en la lucha contra unos omnipresentes poderes facticios que van contra el pueblo. Yo soy el primero que está harto de los corruptos y que cree que la crisis se ha gestionado mal y ha acabado siendo pagada por los de abajo, pero el discurso de Podemos no es de "arreglemos la situación" de manera constructiva, sino que es de fomentar la rivalidad y la búsqueda de un enemigo común. Y a mí esto no me parece como debería ser un mensaje de esperanza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que estás cometiendo el error de asignarle a un sustantivo positivo muchas otras cualidades positivas. Cuando dices "a mi esto no me parece como debería ser un mensaje de esperanza", no solo estás hablando de lo que constituye un mensaje de esperanza sino de lo que constituye un buen mensaje político, un mensaje político ideal (en concreto, "arrimemos todos el hombro para salir de ésta y tener un mejor futuro"). Por eso has hablado de una "manera constructiva", cualidad que no tiene nada que ver con tener o no esperanza.

      Así, la esperanza puede estar unida a la acusación, a la indignación, a la rivalidad, a la lucha contra el enemigo común; Podemos no es un monasterio de beatos que rezan al señor. El año pasado, en mi club de debate se debatió la cuestión de Podemos y la emoción principal, incluso en profesores cabales, era precisamente de esperanza.

      Es más, como budista que no soy, te argumento que el aspecto destructor de Podemos es necesario para su visión renovadora, al igual que Shiva es un miembro de la Trimurti. El cambio genera oposición, y lo que un monasterio de beatos no puede hacer pero Podemos sí es sobrepasar esa oposición, ya sea social o política.

      En conclusión, la esperanza no siembre tiene que estar unida a la bondad, y puede ser buena aunque esté manchada de pequeñas gotas negativas. Por otro lado, te invito a ser consistente en tu discurso y no escribir "xD" junto a "ésta".

      Eliminar