Las tildes en el español

¡Las tildes en español son verdaderamente absurdas!, me dije. No tiene sentido que las llanas se acentúen excepto si terminan en n o s, y las agudas viceversa. Lo lógico sería que toda silaba tónica llevase acento. Y así, comencé a tomar apuntes haciendo esto mismo.

Pronto, terminé harto; de dicha forma toda palabra tiene tilde, lo cual es farragoso; la opción actual tiene un mucho mejor balance entre economía de términos y complejidad. Los ingleses, por el contrario, eligen no poner tildes por ninguna parte, y uno no sabe si la simple palabra dog se acentúa en la cuarta sílaba o todo lo contrario.

Sea como fuere, después de hartarme a escribir tildes modifiqué un antiguo programa (del que hablaba en esta entrada) para determinar algunos datos. Los resultados son más o menos constantes para El Quijote, El lazarillo de Tormes y El Buscón, así como en un Lemario del español obtenido de la red (Enlace):





En el diccionario hay más tildes porque este, al contrario que el discurso normal, no repite artículos ni preposiciones. Como nota final, dejo este fragmento del Quijote que me encontré buscando palabras con cinco íes o más. Atención a Sancho.
Sosegados todos y puestos en silencio, estaban esperando quién le había de romper, y fue la dueña Dolorida con estas palabras: 
-Confiada estoy, señor poderosísimo, hermosísima señora y discretísimos circunstantes, que ha de hallar mi cuitísima en vuestros valerosísimos pechos acogimiento, no menos plácido que generoso y doloroso, porque ella es tal, que es bastante a enternecer los mármoles y a ablandar los diamantes y a molificar los aceros de los más endurecidos corazones del mundo; pero antes que salga a la plaza de vuestros oídos (por no decir orejas), quisiera que me hicieran sabidora si está en este gremio, corro y compañía el acendradísimo caballero don Quijote de la Manchísima y su escuderísimo Panza. 
—El Panza—antes que otro respondiese, dijo Sancho— aquí está y el don Quijotísimo asimismo, y, así, podréis, dolorosísima dueñísima, decir lo que quisieridísimis, que todos estamos prontos y aparejadísimos a ser vuestros servidorísimos.
 Y nótese que quisieridísimis es un verbo. Vale. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada