¿Quién (no) mataría a su profesor de Últimas Tendencias del Arte?

¡Oh las reminiscencias!

¿Qué es el arte? La respuesta canónica en mi fascinante clase de Últimas Tendencias de Arte ha sido invalidar la pregunta. Ante la pregunta "¿Has dejado ya de pegar a tu esposa?" responder sí implica que en algún momento sí la has pegado, responder no implica que todavía la sigues abusando. Sólo cabe negar el postulado que la pregunta arrastra (Véase Mu)

Siguiendo a Todorov, "Un postulado no necesita pruebas, pero su eficacia puede ser medida por los resultados a los que se llega cuando este se acepta", y aceptar la asunción de que hay una definición rígida de arte tan solo produce reflexiones que podemos considerar estériles. De manera análoga, ante la pregunta ¿Qué son las matemáticas? la respuesta difícilmente englobaría a todos los campos de la matemática actual y que tampoco tendría excesivo interés matemático. Sin duda, la definición de la Real Academia es insatisfactoria, siquiera tan solo por ser demasiado ambigua y extensa; parece englobar ciertas áreas de la filosofía como la lógica. ¿Entonces, es la lógica filosofía o matemática? ¿Importa?

Así, se sustituye el estéril concepto de arte por el más fértil de "propuesta artística", grosso modo restringida tan solo por la necesidad de un planteamiento teórico subyacente que pueda dar pié a un análisis. Ante esto, mi respuesta inmediata fue plantearle a mi profesor un cadáver exquisito (concretamente, su cadáver) como propuesta artística. Su planteamiento teórico subyacente sería la reacción contra la excesiva extensión del concepto de propuesta artística.

Y efectivamente, mi profesor concedió el límite moral como un tope a la extensión de la propuesta artística. Y, sin percatarse, da pié a la exploración de nuevas fronteras y muy interesantes propuestas artísticas, porque, ¿qué limites merece la pena infringir sino aquellos que nadie se atreve a traspasar?

Como nota final, una interesante frontera de nuestra sensibilidad es la que Regina José Galindo desgarra en su propuesta Mientras ellos siguien libres (Aviso, superlativamente explícito: https://www.youtube.com/watch?v=UXAZ50HOj6s&t=02). Y en esta asignatura se nos pide que analicemos esta propuesta. Lo cual es terrible; lo último que la autora pretende es que su obra sea desmenuzada analíticamente. Vale.


AQUÍ tienes el enlace de verdad. Todavía tienes la oportunidad de no verlo y quedarte con un buen sabor de boca al darte cuenta de que, para enfatizar la monstruosa inteligencia del Doctor, le encontramos escribiendo no solo la fórmula de la cosecante hiperbólica y algo que tiene que ver con la ley de Biot-Savart, sino también las identidades notables (a + b)2 = a2 + b2 + 2ab y (a - b)2 = a2 + b2 - 2ab.

No hay comentarios:

Publicar un comentario