Todo lo que siempre has querido saber sobre literatura fantástica

Resultado del saqueo sistemático de ideas del libro Introducción a la literatura fantástica de Tzvetan Tódorov, que analiza el género fantástico, que se caracteriza por provocar vacilación fantástica en el lector, esto es, la duda de si lo que se cuenta podría o no ocurrir en la vida real. Se admiten preguntas.

Capítulo 1. Los géneros literarios
Un postulado no necesita pruebas, pero su eficacia puede ser medida por los resultados a los que se llega cuando este se acepta.
3 aspectos de la obra:
Verbal: Características de las frases concretas
Propiedades del enunciado
Registros del habla
Estilo
Enunciación
Imagen implícita al texto
Visiones
Puntos de vista
Sintáctico: Relaciones entre las partes de la composición. Pueden ser:
Lógicas
Temporales
Espaciales
Semántico / Temático:
Universales semánticos: Temas globales y omnipresentes que son combinados en la novela
Asunción: Los elementos observables son manifestación de una estructura abstracta.
Contraposición género teórico – género histórico
Género teórico:
Géneros elementales: 1 solo rasgo
Géneros complejos: 2+ rasgos
Históricos
Por venir
La crítica tiende a convertirse en literatura; solo es posible hablar de lo que hace la literatura haciendo literatura.
La literatura puede constituirse y subsistir solamente a partir de esta diferencia con el lenguaje corriente.

Capítulo 2. Definición de lo fantástico.
Acontecimiento imposible de explicar por las leyes de ese mismo mundo familiar [el mundo del lector]
“Soluciones”
Ilusión de los sentidos, producto de la imaginación
Leyes del mundo = ctes
Ej.: Diablo es un producto de la imaginación, una ilusión
Acontecimiento se produjo realmente
Realidad regida por leyes que desconocemos
Ej.: El Diablo existe realmente como los demás seres, solo que rara vez se encuentra.
¿Qué es lo fantástico?
Vacilación experimentada por un ser que no conoce más que las leyes naturales, frente a un acontecimiento aparentemente sobrenatural.
En cuanto se elige una de las dos respuestas se abandona el terreno de lo fantástico para adentrarse en un género vecino, lo extraño o lo maravilloso.
Tanto la incredulidad como la fe absoluta nos llevaría fuera de lo fantástico, lo que da vida es la vacilación
Intrusión brutal del misterio en el marco de la vida real.
El relato fantástico nos presenta por lo general a hombres que, como nosotros, habitan el mundo real pero que, de pronto, se encuentran ante lo inexplicable.
Irrupción de lo inadmisible en el seno de la inalterable legalidad cotidiana.
¿Quién vacila? Siempre el lector.
O bien, lector y personaje (más común). Potencia la percepción ambigua de los acontecimientos que tiene el lector.
El lector:
Es necesario que el lector vacile.
El lector puede (y suele), identificarse con un personaje que vacila.
Es necesario que el lector interprete el texto correctamente.
Animales que hablan: Interpretación alegórica, no fantástica.
Soneto de Garcilaso: Interpretación poética, no fantástica.
Manera de leer: Ni alegórica ni poética.
3 características de lo fantástico:
El texto obliga al lector a considerar el mundo de los personajes como un mundo de personas reales y a vacilar entre una explicación natural y una sobrenatural. (indispensable)
La vacilación puede ser representada en la obra; confiada a un personaje (opcional)
El lector rechaza la interpretación alegórica y la poética. (indispensable)
Consecuencias para el modelo verbal-sintáctico-semántico
Verbal: Visión ambigua
Sintáctico: Ocurre un suceso inexplicable, y se narra la reacción ante el suceso.
Semántico:El tema general es la percepción de lo fantástico.
Elección entre varios modos o niveles de lectura
Otras perspecivas:
Lo fantástico se define según la reacción que experimenta el lector, miedo o perplejidad.
Dos tipos de fantasía:
Los acontecimientos suceden
y se deben bien a un ser o bien a un elemento fantástico
y tienen explicación científica
Duda entre
si los acontecimientos sucedieron o
si fueron fruto de la imaginación, del sueño, de la locura...
Técnicas:
Modalización: “Tal vez”, “puede que”...
Imperfecto: La continuidad temporal con el hecho narrado en el presente es posible pero poco probable.
Concepto clave: Ambigüedad fantástica.

Capítulo 3. Lo extraño y lo maravilloso.
Tesis: Lo fantástico no dura más que el tiempo de la vacilación, si lo que se percibe proviene o no de la realidad.
Duda entre:
Lo extraño, lo sobrenatural explicado
Lo maravilloso, lo sobrenatural confirmado.
Fantástico: en el límite.
Lo fantástico puede darse tan solo en una parte de la lectura, antes de que estemos persuadidos de que:
Todo lo que ha sucedido tiene una explicación racional.
Los acontecimientos sobrenaturales no recibirán ninguna explicación.
Género siempre evanescente, que se basa en una incertidumbre que puede ser destruida en una sola frase.
Ergo algunos textos pueden ser fantásticos en parte
También hay textos que conservan la ambigüedad hasta el final, es decir, más allá de ese final.
Una vez cerrado el libro, la ambigüedad subsiste.
Parece que está hablando de la vida de Pi.
Espectro fantástico: Extraño puro – extraño cigarrillo – extraño fantástico – fantástico puro – fantástico-maravilloso – maravilloso puro
Fantástico extraño = Sobrenatural explicado: Los acontecimientos, inicalmente fantásticos, reciben explicación.
Explicado por:
Azar, trucos o engaños, ilusión de los sentidos. Es decir, se puede explicar racionalmente.
Sueño, drogas, locura. Nunca pasó nada.
Pero en ambos casos la solución racional no tiene probabilidad interna.
Extraño puro: Acontecimientos irregulares, insólitos, increíbles. Solo está limitado por el lado de lo fantástico.
Produce sentimientos
Pero no desafía a la razón
Experiencia de los límites, excepciones. “La realidad más excepcional”
Novela policíaca.
Descubrir la identidad del culpable.
Estructura:
Soluciones fáciles y evidentes: falsas
Solución inverosímil: al final resulta ser la verdadera.
En un relato fantástico:
Explicación sobrenatural es verosímil (alta probabilidad interna)
Explicación racional es inverosímil (baja probabilidad interna)
Si la solución inversomil “desafia[se] a la razón”, podríamos aceptar una solución sobrenatural.
Ergo algunas novelas policíacas pueden ser consideradas “sobrenatural explicado” (Los 10 negritos, Agatha Christie).
Novela policial: Acento en la solución del enigma
Novela sobre lo extraño: Acento en la reacción provocada por el enigma.
Lo fantástico-maravilloso (Y lo maravillosamente fantástico):
Relatos que en un principio son fantásticos y terminan con la aceptación de lo sobrenatural.
Límite con lo fantástico puro.
Acontecimiento que jamás será explicado por las leyes de la naturaleza.
Maravilloso puro:
Los elementos sobrenaturales no provocan ninguna reacción particular ni en el lector implícito ni en los personajes.
Género de lo maravilloso:
El cuento de hadas en tan solo una de las variedades.
El sueño de cien años no produce sorpresa
Lo maravilloso hiperbólico:
Los fenómenos son sobrenaturales solo por sus dimensiones superiores a las familiares.
Los ojos del miedo son grandes.
Lo maravilloso exótico.
Se describen acontecimientos sobrenaturales que se desarrollan en regiones que el lector no conoce.
Lo maravilloso instrumental.
Adelantos tecnológicos imposibles en la época descrita, pero posibles actualmente.
No obstante, los artefactos no son producto del ingenio humano, sino que tienen origen mágico.
Lo maravilloso científico.
Lo sobrenatural está explicado de manera racional, pero a partir de leyes que la ciencia contemporánea no reconoce.
A partir de premisas irracionales, los hechos se dencadenand de manera perfectamente lógica.
Lo maravilloso puro:
No se explica de ninguna manera.

Capítulo 4. La poesía y la alegoría.
Poesía y ficción:
Ficción: Carácter representativo.
Términos: personajes, acción, atmósfera, marco, etc.
Términos que también designan una realidad no textual.
Poesía: Carácter no representativo.
Términos: Rima, ritmo, figuras retóricas, etc.
Solo designan una realidad textual.
Oposición de grado entre ficción y poesía.
Las imágenes poéticas no son descriptivas.
La imagen poética es una combinación de palabras, no de cosas.
La lectura poética constituye un obstáculo para lo fantástico.
Si la frase se considera tan solo una pura combinación semántica y se rechaza toda representación, lo fantástico no podrá aparecer.
Lo fantástico implica una reacción ante los sucesos, no ante la belleza de las combinaciones de palabras.
Pero, el discurso poético es reconocible, porque esto da “pocos” problemas.
Sentido alegórico y literal.
Alegoría:
“la alegoría expresa una cosa y significa otra”
“la alegoría es una proposición de doble sentido, pero cuyo sentido literal se ha borrado por completo”
Por ejemplo los proverbios, que nunca son tomados de forma literal.
“una metáfora continua se desarrolla en alegoría”
Si lo que leemos describe un elemento sobrenatural, y sin embargo se deben tomar las palabras en un sentido que no permite a nada sobrenatural, no hay cabida para lo fantástico.
Gama entre lo fantástico y lo alegórico.
En función de.
El carácter explícito de la indicación
la desaparición del sentido primero
Fábula: Género más próximo a la alegoría.
El sentido primero [literal, con animales que hablan] tiende a borrarse por completo.
No hay vacilación fantástica.
Alegoría explícita.
También puede haber alegorías no explícitas.
Incluso al cumplir la primera condición (vacilación entre lo extraño y lo maravilloso), lo fantástico puede ser matado por la alegoría.
El lector puede vacilar entre la interpretación alegórica y la lectura literal.
Grados: alegoría evidente, alegoría ilusoria, alegoría indirecta, alegoría vacilante.

Capítulo 5. El discurso fantástico.
Lo fantástico está ligado a la ficción y al sentido literal.
Si todo texto funciona como un sistema, y existen relaciones necesarias y no arbitrarias entre las partes de un texto, ¿cuáles son las relaciones de los textos fantásticos?
Relaciones entre las figuras retóricas y lo fantástico
La exageración lleva a lo sobrenatural
Al volver efectivo el sentido propio de una expresión figurada, se puede leegar a lo fantástico.
Tomar literalmente una expresión figurada
Las figuras retóricas pueden ser utilizadas para preparar al lector para el acontencimiento fantástico.
Repetición continuada de figuras retóricas relacionadas con el suceso fantástico.
Lo sobrenatural nace del lenguaje […] solo el lenguaje permite concebir lo que siempre está ausente: lo sobrenatural.
En las historias fantásticas, el narrador habla por lo general en 1ª persona.
Toda la literatura escapa a la categoría de lo verdadero y lo falso.
No tenemos derecho a preguntarnos si lo narrado es verdadero o falso, y preguntárnoslo no tiene sentido.
La verdad implica una relación entre las palabras y las cosas por ellas designadas; ahora bien, en literatura esas cosas no existen
La literatura tiene una existencia de coherencia interna.
Distinción: Solo lo atribuido al autor escapa la prueba de verdad, la palabra de los personajes (incluido el narrador, si este es un personaje), por el contrario, puede ser verdadera o falsa.
No existe el concepto de “lo que realmente pasó”.
El problema es más complejo en el caso de un narrador-personaje que en el caso de un narrador que dice “yo”
El narrador personaje conviene a lo fantástico.
Preferible al personaje, que obviamente puede mentir.
Preferible al narrador no representado
No habría motivo para dudar de sus palabras
Lo fantástico exige la duda
(Cuentos maravillosos utilizan esto. Cuentos maravillosos: creer sin creer verdaderamente)
Una primera persona que relata permite la identificación del lector con el personaje.
Para facilitar la identificación, el narrador puede ser un hombre medio.
Autentifica lo relatado, sin negarnos la duda.
Grados de confianza:
Narrador es uno de los personajes principales.
Confianza, pues no hay ninguna otra voz que contradiga su historia.
Narrador exterior a la historia.
Autentifica las palabras del personaje.
Lo contradice, incita al lector a buscar una explicación racional.
El narrador representado conviene a lo fantástico, pues facilita la necesaria identificación del lector con los personajes. El discurso del narrador tiene un estatus ambiguo. Por pertenecer al narrador, el discurso está más allá de la prueba de verdad, por pertenecer al personaje, debe someterse a la prueba.
Composición:
Según Penzoldt: Línea ascendente que lleva al punto culminante.
Gradación; apuntar al momento culminante de manera vaga, y luego de forma más directa.
Según Poe: Novela breve.
Efecto único, situado al final de la historia.
Todos los elementos del relato deben contribuir a este efecto.
¡Pero!. No todos los relatos fantásticos implican gradación.
El punto culminante puede ser la primera aparición.
Irrupción brusca de lo fantástico.
pg. 108-109 Relacionado spoilers (!)
Una sola característica: La irreversibilidad temporal.

Capítulo 6. Los temas de lo fantástico: introducción. El aspecto semántico o temático.
Lo fantástico = percepción de los acontecimientos extraños.
El aspecto semántico trata los acontecimientos en sí.
Sintaxis vs semántica:
Sintáctico: En la medida en que forme parte de una figura más amplia, elmeq mantenga relaciones de contigüidad con otros elementos más o menos cercanos.
Semántico: Lo comparamos con elementos semejantes u opuestos sin que estos mantengan con el primero una relación inmediata
Sin acontecimientos extraños, lo fantástico no puede ni siquiera darse.
Lo fantástico no consiste de estos acontecimientos, pero estos son condición necesaria.
Funciones de lo fantástico. 3 respuestas.
1. Función pragmática → Produce un efecto particular sobre el lector.
2. Función sintáctica → Lo fantástico sirve a la narración; mantiene el suspense. Organización particularmente ceñida de la intriga.
3. Función semántica → Función a 1ª vista tautológica: Permite describir un universo fantástico, que no tiene, por tal razón, una realidad exterior al lenguaje. La descripción y lo descrito no tienen una naturaleza diferente.
Respuesta simple: Lo fantástico expresa con una intensidad mayor aquello a lo cual se refiere la literatura en general.
Contigüidad de los temas de lo fantástico con respecto a los temas literarios.
Lo superlativo, el exceso, habrá de ser la norma de lo fantástico.
¿Cómo hablar de aquello de lo cual habla la literatura?
Peligro; reducir la literatura a un puro contenido. No atender más que a su aspecto semántico. Pondría a la literatura en el mismo plano que el discurso filosófico. RESEÑAS.
Peligro: Reducir la literatura a una pura forma; negar la pertinencia de los temas.
Lo que se dice es tan importante como la manera de decirlo.
El qué vale tanto como el cómo, suponiendo que fuese posible distinguir el uno del otro.
La distinción misma entre forma y contenido debe ser superada.
Crítica temática.
Para ellos, solo los temas referidos a las sensaciones son verdaderamente dignos de atención.
Los postulados no se discuten, pero será conveniente estudiar sus consecuencias:
No asignar importancia a la abstracción → Temas concretos no forman ningún sistema lógico.
2 tipos de críticas:
Crítica narrativa. Arbitraria, paráfrasis. No acepta la abstracción, y por tanto no tiene valor analítico o explicativo. Atacada
Crítica lógica: Estructura piramidal; niveles de abstracción. Defendida
Problemas que sed deben evitar:
Negativa de abandonar el campo de lo concreto
Utilización de categorías no literarias para describir temas literarios. [Caerá en este error al aceptar la terminología freudiana]
Hay modelos que intentan enumerar temas. Caen en el 1er problema.
Proponen etiquetas, apariencias, no verdaderos elementos temáticos.
Tan solo listas, no sistemas de organización.
“Cuando se trata de la percepción de un objeto, se puede insistir tanto en la percepción como en el objeto. Pero si la insistencia en la percepción es demasiado fuerte, ya no es posible percibir el objeto en sí”
La percepción de lo sobrenatural nos puede impedir acceder a lo sobrenatural en sí.
Dos etapas: Descripción y explicación.
Asunción: Temas diferentes tienen obligatoriamente una distribución diferente.

Capítulo 7. Los temas del yo.
Metamorfosis.
Transgresión de la separación entre materia y espíritu.
Existencia de seres sobrenaturales, más poderosos que los hombres.
¿Simbolizan un sueño de poder?
Las palabras “suerte” o “azar” están excluidas de esta parte del mundo fantástico.
Pan-determinismo de la acción narrativa. Todo, incluso el azar, debe tener una causa. Aunque esta sea de orden sobrenatural.
Todo se corresponde
Puede ser prudente. “Nerval solo explicita la coincidencia temporal, no la causalidad”.
Esta sensación se puede dar al usar drogas.
→ Pan-significación. Sentido primero y sentido profundo.
Las relaciones que establecemos entre los objetos son puramente mentales y no aceptan en absoluto los objetos en sí. Por el contrario, en Nerval o en Gautier, estás relaciones se extienden hasta el mundo físico.
El límite entre lo físico y lo mental, entre la materia y el espíritu, entre la cosa y la palabra, deja de ser cerrado.
Lo sobrenatural comienza en el momento en el que se pasa de las palabras a las cosas supuestamente designadas por ellas.
Elemento común entre pandeterminismo y metamorfosis: ruptura del límite entre materia y espíritu.
El paso del espiritu a la materia se vuelve posible.
Las palabras se confunden con las cosas.
Esto se da en: la locura, al usar drogas, en los infantes, que no distinguen el mundo psíquico del mundo físico.
También ruptura del límite entre idea y percepción o sensación.
Generalización y vuelta a lo concreto.
Si se puede metamorfosear, también se puede multiplicar o dividir en varias personas.
Uno es varias personas mentalmente y pasa a ser varias personas físicamente.
Desaparición del límite entre sujeto y objeto.
No hay fronteras entre el observador y el objeto observado.
Comunicación al convertirse una persona en otra.
O desaparición entre las fronteras entre el yo y el mundo.
Etc.
Estos efectos también se pueden dar en el uso de la droga, o en la infancia primera.
“Fusión cósmica”
El mundo físico y el mundo sobrenatural se interpenetran.
El tiempo y el espacio del mundo natural del relato fantástico no es el mismo que el de la vida cotidiana.
Resumen
Cuestionamiento de los límites entre materia y espíritu.
Esto engendra temas fundamentales: causalidad particular, pandeterminismo, multiplicación de la personalidad, ruptura de límite entre el sujeto y el objeto, transformación del tiempo y del espacio, etc.
Correspondencia con mundo del drogado, del psicótico y del niño pequeño.
Temas también pueden ser entendidos como
Diferentes estructuraciones de la relación entre el hombre y el mundo.
“Temas de la mirada”.
Da ejemplos concretos. “Mirada materializada”
Distintos puntos de vista.

Capítulo 8. Los temas del tú.
¿Deseo sexual? Placeres físicos. Inconsciente & instintos.
Sobrenatural: Aparece en los estados superlativos.
El deseo puede ser una experiencia límite.
Deseo como tentación sensual / sexual se puede encarnar en figuras como el diablo.
Se puede dar una oposición entre religión y sensualidad.
Transformaciones del deseo.
No sobrenatural, sino lo “extraño” social.
Ej. incesto, homosexualidad, sadismo.
Ambigüedad del sexo de la persona amada.
El “amor de más de dos”
Amor de a tres.
Crueldad.
Tan intensa que se atribuye un carácter sobrenatural.
Naturaleza verbal de la violencia.
Muerte.
Relación de contigüidad o de equivalencia.
Necrofilia:
Amor con vampiros, con muertos-vivos.
Estructura:
Amor carnal transformado es intenso o excesivo.
El amor es condenado, en nombre de los principios cristianos
Oposición con el espíritu religioso, con la madre...
O bien es ensalzado.
El amor es alcanzado gracias a elementos sobrenaturales (por ejemplo, objetos mágicos)
Resumen.
Deseo sexual.
La literatura fantástica describe sus: formas intensas, formas excesivas, transformaciones, perversiones.
Asociado a la crueldad y a la violencia.
Amor relacionado con la muerte, más allá de la muerte, con cadáveres, con vampiros...
Temas del yo: Relación entre el hombre y el mundo.
Pasividad
Importancia de la vista y de la percepción.
Temas del tú: Relación entre el hombre y su deseo, y sus diversas variaciones.
Actividad.
Temas del discurso. El lenguaje estructura la relación del hombre con su prójimo.
Capítulo 9. Los temas de lo fantástico: conclusión.
Los temas de lo fantástico, al juntarse, señalan incompatibilidad.
Toda obra posee una estructura. Relación entre elementos tomados de las diferentes categorías del discurso literario. La estructura es el lugar del sentido.
No es posible considerar a ninguna interpretación como única verdadera.
Poética: literatura en general
Interpretación: Obra en particular.
Compatibilidad o copresencia, no relación de significancia.
Terreno de la hipótesis:
Ni lo terminamos de entender, ni nos interesa en exceso.
Los mundos de la infancia, de la droga, de la esquizofrenia, del misticismo forman un paradigma al que pertenecen igualmente los temas del yo.
Neurosis & el mundo del tú.
Freud dice...
La literatura es en sí misma paradójica: constituida por palabras, significa más que palabras, es verbal y transverbal a la vez.
10. La literatura y lo fantástico.
La literatura fantástica y la literatura general.
¿Por qué lo fantástico?
Función social: Pretexto para describir cosas que jamás se hubieran atrevido a mencionar en términos realistas.
Arma contra lo tabú.
La introducción de los elementos sobrenaturales es un recurso para evitar esta condena.
Función dentro de la obra:
Función pragmática: lo sobrenatural conmueve, asusta o mantiene en suspense.
Semántica: “Lo sobrenatural constituye su propia manifestación”
Sintáctica: Interviene en el desarrollo del relato.
Relato elemental, dos tipos de episodios:
Los que describen un estadio de equilibrio o desequilibrio
Los que describen el paso de uno a otro.
Lo sobrenatural aparece en este paso. Lo sobrenatural rompe el equilibrio muy fácilmente (olor a rosas).
Todo elemento fantástico rompe equilibrios.
“Ruptura en el sistema de reglas preestablecidas”
Función de lo fantástico en sí.
Lo que dio una base a nuestra definición de lo fantástico es la categoría de lo real.
Si algunos acontecimientos del universo de un libro se dan explícitamente como imaginarios, niegan, con ello, la naturaleza imaginaria del resto del libro.
Otro tipo de relato: el de adaptación a lo fantástico.
Leer “Aminadab o lo fantástico considerado como lenguaje”, en Situaciones I.

Lo fantástico generalizado. Lo que en el primer mundo era una excepción se convierte aquí en regla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada