El perfil del lector adolescente

TEJERINA LOBO, Isabel, et al. Lecturas Y Lectores En La ESO: Una Investigación Educativa. Santander: Ediciones De La Consejería De Educación, 2004.

Respecto del origen, propósito, valor y limitaciones de la fuente, esta es un estudio del departamento de Filología de la Universidad de Cantabria. Su propósito es determinar y analizar el perfil del lector adolescente (3 – 4 ESO) de Cantabria. Su valor radica en la gran cantidad de datos aportados y en la extensión del análisis, así como en el solapamiento, en cuanto a edad, del grupo analizado en este estudio y de la blogosfera literaria. Su principal limitación es su reducido alcance geográfico.

De entre sus resultados destaca el análisis de las motivaciones que mueven al lector adolescente: Sus lecturas preferidas se relacionan con protagonistas de su edad y con temas de la adolescencia, y escoge los libros sobre todo por el género y el tema, aunque el aspecto y la portada son importantes para él. Esto podría explicar la inexistencia de la prosa de ideas en la literatura juvenil, así como la actual popularidad de sagas insípidas en cuanto a reflexión o verosimilitud pero con alto contenido de aventuras trepidantes. Si analizamos las reseñas de la blogosfera desde esta perspectiva, no nos sorprende encontrar que estas dan un gran peso a la trama y a los sentimientos que esta provoca en el lector.

Asimismo, este análisis nos permite entender la importancia del protagonista adolescente; el lector quiere verse reflejado en el libro. No obstante, personalmente encuentro que este reflejo no busca ser fiel a la realidad, sino que realza características como el coraje, la lealtad o la tenacidad, con el objetivo de incitar admiración en el lector. Nunca es esto más aparente que en el caso de la subtrama amorosa, que frecuentemente abandona toda pretensión de realismo. Concretando, el ansia de encontrarse con un héroe al que admirar podría explicar la popularidad de El nombre del viento1, cuyo protagonista parece haber sido diseñado para provocar una sensación de fascinación o veneración en el lector.


Adicionalmente, el estudio encuentra que la mujer lee más libros al año, tiende a calificarse más como lectora habitual y tiene más estima a la lectura como afición, lo cual concuerda con la apabullante mayoría femenina en mi blogosfera literaria, tanto como lectora como escritora (tan solo encuentro 9 blogs relacionados con la literatura con autor masculino2). Asimismo, se menciona que para la mujer es mucho más importante el tema de la identificación que cualquier otro y por eso la elección de libros que traten de la adolescencia es muy habitual.

En relación a estas motivaciones, también observan que la realidad de los estudiantes camina por derroteros bien distintos a los del profesorado, pues los libros más populares entre los alumnos no aparecen en las listas de lecturas obligatorias o recomendadas de los departamentos de lengua. En mi experiencia, muchos de mis compañeros llegaron a odiar libros tan solo por el hecho de que la lectura era obligada. No obstante, es cierto que de no haberlo sido, no los hubieran leído.

Ha sido también instructiva una comparación personal con la media de cuatro lecturas anuales de media, pues el año pasado este blog reseñó cerca de quince obras, y personalmente leí algunas más. Tal vez sea más adecuada una comparación con mi yo de hace tres años, pues reseñé una mayor fracción de lo que leía: con sesenta y ocho reseñas y algunas lecturas más, y asumiendo una distribución normal, parece razonable estimar que estaba leyendo más que cualquier adolescente cántabro.

Por último, cabe destacar la enorme distancia entre los investigadores y su grupo de estudio, pues los primeros mencionan con sorpresa que son muchos quienes manifiestan gran interés en no establecer ningún tipo de actividad de evaluación [examen de lengua y literatura].

1Respecto del nombre del viento, podéis leer mi reseña, así como una respuesta a mi crítica.
2Los 9 blogs: 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9

6 comentarios:

  1. Una entrada bastante interesante

    Ah, y puedes añadirne a los blogs de literatura con autor masculino jajajaja

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Pues creo que ya he pasado la dulce adolescencia que actualmente me cuesta engancharme a una trama adolescente, un beso

    ResponderEliminar
  3. Interesante entrada.
    Sí es cierto que es algo que se ha dicho siempre... pero personalmente creo que es un tópico, como el de que las mujeres no leen cómics y si lo hacen son "para chicas", de amor y demás.
    Otra cosa es que se "vea" más, de hecho, en mi caso, conozco (en cuestión de familia, amigos y conocidos, quitando gente de blogs y tal) más chicos que chicas que leen.

    Lo dicho, interesante entrada =)

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En cuanto a comics, en concreto Deathnote me lo recomendó una chica, y es la primera vez que oigo lo de que las chicas no los leen. Respecto de que es un tópico que las chicas lean más que los chicos, lo dudo bastante, porque los datos del estudio parecían robustos.

      Eliminar
  4. Un tema bastante interesante y muy digno de estudio sin duda, los últimos años han resultado interesantes respecto a como se ha desenvuelto la novela juvenil, convirtiéndose en un fenómeno bastante curioso a mi ver

    ResponderEliminar