Mesuclof o modelos lingüísticos.

Habiendo sudado demasiado por este tema, me resultará útil tener un texto de referencia al que remitir a futuros polemistas, en vez de discutir con personas que insisten que siempre se debe utilizar el significado técnico de un concepto, el cual consideran como único correcto.

Mi modelo lingüístico, llamémosle cultural, se opone frontalmente al modelo cientifista. Mientras que el modelo cientifista, que no científico, insiste en identificar cualquier concepto con el su significado técnico, el cultural prefiere identificar un concepto con el significado intuitivo o cultural, valga la redundancia.

Ambos tienen valores y limitaciones. Respecto de los valores del modelo científista, este tiene un rigor máximo, siempre. Además, carece de ambigüedad, siempre.

Respecto del modelo cultural, su principal limitación es la virtud del cientifista: el rigor, pues la cultura no se apoya en un sólido edificio matemático, mientras que la ciencia sí lo hace. Por ejemplo, una afirmación como “El hombre tiene dos manos y dos piernas así como dos orejas y dos ojos” parece normal, pero carece de rigor: hay tuertos, mancos, cojos y desorejados (esperemos que no a la vez).

Por otro lado, el modelo cultural puede aprovechar los lugares comunes, pudiendo así transmitir más información con menos esfuerzo, v.g., con cualquier expresión. Igualmente, nos permite enunciar frases como “Tengo pesadillas con un tórvido basilisco verde” que el modelo cientifista no aceptaría, pues en un sueño no hay ondas de luz.


Antes de continuar, tal vez quieras leer los principios generales de Thinking fast and slow:
https://en.wikipedia.org/wiki/Thinking,_Fast_and_Slow

Parece razonable asumir que el modelo cientifista está asociado al Sistema 2 de Kahneman, pues tiene un gran componente racional, mientras que el cultural está asociado al Sistema 1, pues se apoya en gran medida en nuestra intuición. Por lo tanto, mantener el modelo cientifista drena nuestra concentración. Asimismo, incluso el individuo más técnico recurrirá al Sistema 1, y por tanto al modelo cultural, cuando no está haciendo un esfuerzo consciente, o cuando simplemente esté cansado.

Para mí, personalmente, usar constantemente el modelo cientifista me resultaría incómodo, en especial porque objeciones como que si no hay luz no hay color me resultan insípidas. "-¿Y si quiero enamorarme de un cocodrilo? -Pues te enamoras", escribía Lorca. De igual manera, si deseo considerar el color una propiedad inherente al objeto, como la rugosidad, pues lo considero. Y nadie negará que fuera del laboratorio el modelo cultural es más cómodo, más práctico, más útil y en definitiva, más funcional.

Concluyendo, el modelo cultural es fantástico en entornos humanos mientras que el cientifista es magnífico para describir fenómenos. Ambos fallarán cuando se les introduce en un entorno hostil, y empecinarse en que intenten arrastrarse en un entorno adverso será fútil. Usemos cada uno en el contexto en el que mejor trabajan.
"Personally, I get annoyed when a group of scientists decide they can redefine the meaning of a commonly used word. Nobody gave the IAU the authority to change the English language. I regard it as part of the arrogance of scientists when they do that. But the IAU certainly got headlines!"
Richard Muller, hablando sabiamente de cómo los astrónomos no tienen derecho a decidir qué es y qué no es un "planeta". 

Adenda: ¿A quién se le ocurre utilizar la misma palabra para designar la teoría de la evolucion que para teoría conspiratoria? ¿En qué cabeza cabe? Igualmente, ¿no tendría más sentido traducir Scrooge McDuck como Gilito Patóñez en vez de como Gilito McPato?

No hay comentarios:

Publicar un comentario