Larga lista lingüística





La palabra alcohol tiene un origen muy curioso. Comenzó como una palabra que designaba antimonio (al: determinante+  kuhl: antimonio), pasa a significar pintalabios, luego polvo fino, y después degenera en la sustancia. Entre medias, hay bastantes más pasos intermedios. (1)










La palabra "adolescente" fue creada por Góngora, a partir de adolescere (: ir hacia y alescere: crecer). No tiene nada que ver con adolecer, padecer un dolor, pero si con coalición: (co + derivado de alescere), que literalmente significaría "crecer a la vez". (2)











amplona tiene dos gentilicios, pamplonés / pamplonesa y pamplonica, que se utiliza para ambos géneros.









¿Porqué se sesea? En el s. XVI hubo un cambio fonético en el español, al que distintas regiones reaccionaron de manera diferente.  En un principio había 4 sonidos sibilantes: /ts/, /dz/ (zeta actual), /s/ (ese actual), /z/ ( que suena cómo esto). El primero y el último desaparecieron en Castilla, quedándo solo /dz/ y /s/, de zoquete y susurro. Pero en Andalucía pasó otra cosa diferente, desaparecieron /s/ y /z/ y quedaron /ts/ y /dz/. Luego, con el paso del tiempo, uno de los dos restantes desaparece, dándo lugar bien al ceceo bien al seseo. (3)
Hacia el siglo X «nuestro idioma poseía cuatro sonidos sibilantes: uno era dental sordo, sonaba /ts/ y se representaba en la ortografía por medio de la letra ç: 'plaça' /platsa/. Otro era dental sonoro, sonaba /dz/ y era representado por la grafía z: 'dezir' /dedzir/. Luego había dos sonidos alveolares, uno sordo, representado por ss que sonaba parecido a nuestra s actual: 'passar' /pasar/ y otro sonoro representado por la letra s: 'rosa' /roza/ que sonaba parecido a la z inglesa de 'zip' o a la s francesa de 'chose'
Con el tiempo este sistema se derrumbó, y en la Castilla del siglo XVI desaparecieron las sibilantes sonoras, y se comenzó a utilizar sólo dos, ambas sordas. Así, las grafías ç-z pasaron a representar el mismo sonido dental sordo. Y las grafías ss-s el mismo sonido alveolar sordo
Sin embargo, en la Andalucía de los siglos XV al XVI —y esto es muy importante en la historia lingüística del español de América— la transformación de las sibilantes no iba a ser la misma que la que estaba ocurriendo en Castilla en esa misma época. En el sur de España se siguió distinguiendo entre sibilantes sordas y sonoras, y las que desaparecieron fueron las alveolares. Así, se pasó a tener un sonido dental sordo representado por las grafías ç-ss: 'plaç', 'passar'. Y otras dos, z-s, para representar un sonido dental sonoro: 'dezir', 'rosa'.
Con el paso de los años la diferencia entre sordas y sonoras también desapareció y todas pasaron a ser sordas. Así, de los cuatro fonemas sibilantes primitivos del castellano se pasó a tener uno solo. Por eso, hoy día, hay andaluces que utilizan un único sonido dental ese representado por las grafías s-z-c. O un único sonido interdental zeta representado igualmente por las grafías s-z-c. A los primeros se les llama seseantes y a los segundos, ceceantes. 

(1) La evolución se puede encontrar resumida en: http://etimologias.dechile.net/?alcohol,  o completa en http://www.juntadeandalucia.es/averroes/iespablopicasso/2003/articulos/17.pdf

(2) http://brendayenerich.escritoresdepinamar.com/etimologia-adolecer/
http://www.enforex.com/espanol/cultura/luis-de-gongora.html
http://etimologias.dechile.net/?adolescente
http://www.hispanoteca.eu/Foro-preguntas/ARCHIVO-Foro/Adolescente%20y%20adolecer.htm
http://www.alternativateatral.com/tema17274-etimologia-de-la-palabra-adolescencia

(3) http://yalepress.yale.edu/yupbooks/excerpts/Nunez_Mendez_sample.pdf
http://yalepress.yale.edu/excerpts/Nunez_Mendez_ACTFL_2011_Samples.pdf
http://www.fundeu.es/noticia/ceceo-seseo-y-distincion-5341/

Letras S & P, obtenidas de aquí. También han sido utilizadas para hacer el logo del blog.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada